-No se tiene el dato exacto ni  se tiene la certeza de quién fue el primer payaso de la historia, sin embargo, antecedentes muy remotos que nos dan una idea de la existencia de estos personajes en la antigüedad, hace unos cuatro mil años, en la antigua China.

Andy se mira en el espejo mientras  sus manos recorren la cara con líneas de pintura para poder transformarse, observa el trazo de su cara, hace mueca como si el mismo espejo platicara con él  -“¿qué rutina cómica usaras hoy?,  es lo de menos, contesta,  el chiste es que se  logre reunir gente para poder tener mas opciones de ganar, juntándose, estoy seguro que lograremos mantener a la gente hasta al final de la función, luego Dios dirá”…

 -“Al payaso Plin plin  se le pincho la nariz y con un estornudo hizo fuerte: achis!!!…”

No se tiene el dato exacto ni  se tiene la certeza de quién fue el primer payaso de la historia, sin embargo, antecedentes muy remotos que nos dan una idea de la existencia de estos personajes en la antigüedad, hace unos cuatro mil años, en la antigua China, un bufón llamado Yusze, servía en la corte del emperador Chiiu Shih huang-ti, a quien se debe la construcción de la gran muralla china, en otras partes de oriente aparecieron los “Lubyet “,o “hombres frívolos”, que caminaban y tropezaban llevando parasoles haciendo una pésima imitación de los miembros de la realeza.

Ya hace cerca de unos 2000 años, en Grecia, los payasos irrumpen en lo que podría ser denominado como el antecedente de las atelanas, tradición seguida por los romanos en la que se presentaba una obra teatral y los payasos aparecían en los intermedios, o al final, interpretando una propia versión cómica de la obra. Otro payaso cumplía una función muy simpática: debía mantener a raya al público que, dispuesto a manera de círculo, observaba los diferentes espectáculos y, principalmente, el del mimo. Entonces el payaso pasaba cerca al público y, golpeándole en broma, ya fuera con una estaca con un globo atado a uno de sus extremos o una escoba, gritaba pidiendo espacio para recitar sus trovas.

El surgimiento de los llamados bufones “tontos” se da en las cortes de la edad media, aunque más que ser realmente tontos por lo general eran todo lo contrario y con mucha astucia, ejecutaban su papel de socarrones  y que decir del Arlequín lleva un disfraz de parches en forma de rombos y, algunas veces, un antifaz, los payasos, en suma, pueden tener diversas habilidades. Pueden ser acróbatas, músicos, malabaristas, entrenadores de animales, cantantes, bailarines, cuentachistes y, en fin, pueden desempeñar en el escenario toda suerte de acciones y presentaciones inimaginables que dependen, en buena parte, de las capacidades y, sobre todo, de la creatividad de los propios payasos.

 -“Empieza la función señor Patiño, ¿quiere que empuje el piano de cola o mejor lo empujo de frente?…”

El corredor constitución luce concurrido, “buen clima”, se dice así mismo Andy , ahora mientras sus  compañeros también payasos comienzan  a tantear el terreno, a ver  posibilidades de  trabajo, saludan a la gente, sobre todo a los niños quienes son  sus más fieles espectadores,  “haremos una rutina” empiezan a correr la voz, la gente se anima pues el lugar luce tranquilo y desolado, no hay otro tipo de espectáculos, solo el tranvía que trasporta a la gente para poder conocer más de nuestro centro histórico  y sus alrededores, sabedores de que podrán reír un momento, dos pequeños compran churritos con chile para poder sentarse a disfrutar la función mientras que las palomas (las aves) los rodean con el deseo de poder comer las migas que estos dejaran caer o si bien les va les arrojen alguno completo, los payasos están listos, deciden que su escenario será justo a un costado del kiosco y como cada día antes de su presentación  se concentran,  hacen una oración interna,   llegó la hora, hay que chambear para sacar pal pipirin….

-“Todos los payasos, llevan un vestido con la forma de un costal…” Existe prácticamente total libertad en cuanto al vestuario, con la única restricción de que no sea inmodesto, las limitaciones son la imaginación que se tenga para desarrollar creativamente nuestro propio vestuario, el requisito indispensable es que sea cómodo, fácil de lavar, quitar y poner todos somos diferentes y cada payaso tiene su gusto especial en cada una de las cosas que hace, por lo tanto, aún cuando se quiera copiar el maquillaje de otro payaso, el maquillaje es propio y exclusivo de cada persona. Por ejemplo; puede ser que una forma de vestir le quede bien a una persona, y otra que de desee vestir igual, lo mas probable es que no le quede. Esto mismo sucede con el maquillaje.  -“Y diche una diche dos y diche tres…”

Ya con gente  en círculo , el show comienza,  lo fuerte de la compañía  (Carnivale) justamente es el  malabarismo, Andy sorprende a  todos  con sus actos …una silla, una escalera un monociclo y hasta una asistente (muñeca) son colocados en su barbilla equilibrándolos por unos segundos,  todos los payasos tienen sus rutinas cómicas y de tipo Circense hacen el deleite de Chicos y Grandes,  muchas inspiradas por otros payasos, entre estas están: “El saludo”,” El sordo mudo”,” La cucaracha“,  “El poeta”,” El enamorado”, “La varita mágica”, “La papiro magia”, “El burro” y otras mas, la gente sonríe, se olvidan de su penas por un momento, ahora les toca reír.

-“Si es verdad soy un payaso…pero que le voy hacer…”

 El espectáculo callejero está en su clímax, se acerca el gran final  la gente sigue sonriendo , se destreza por un momento, la compañía de “Andy el payaso” ha tenido éxito, al menos en la función, falta ver si la gente “afloja” la moneda, nuestros amigos cumplieron, fueron la diversión de chicos y grandes esa tarde memorable, hasta los globeros y los vendedores ambulantes pusieron atención, uno de los del grupo de ellos pasa la gorra  mientras la función esta por terminar, no falta los curiosos que se asoman a la bola para ver que hay, la señora con el bebé llorando, los novios enamorados tomados de la mano, los rockeros, el trajeado, el serio que no se ríe pero que sigue viendo la función, al final los aplausos no se dejan esperar , poco a poco se deshace la bola algunos niños saludan al payaso, otros mas los felicitan, algunos creen que con dar la moneda ya cumplieron pero al menos se van con una buen sabor de boca  así es  el trabajo de calle para un payaso y después viene lo bueno, el conteo de “la lana” ….

-“Tienes que sonreír, sonreir, payasito…”

 Vamos  tratar de acércanos al payaso…Andy  tus impresiones  de  la función  de este día…“Tuvimos una respuesta favorable,  a pesar de que hay poca gente que valora el arte popular callejero de un payaso,  ya llevamos casi dos años con esta  rutina y cada vez la vamos  mejorando, antes éramos más persona , todos sabemos hacer el mismo cuando nos va bien andamos sacando hasta mil quinientos pesos o hasta  dos mil  en 3 shows  y cuando trabajamos, en días así como este quiere llover púes sacamos doscientos o trecientos pesos a veces  afecta un poco también la crisis pero la gente se divirtió eso es lo importante”…

En sí  si el trabajo de los payasos ha sido muy despotricado  porque algunos solo se dedican a contar chistes  groseros, no hay humor sano para los niños  no tienen  un horario pero eso si trabajan  alrededor  de 3 a 5 horas en todo un día y aunque  hay mucho payaso malandrín, ellos tratan  de ser honestos , profesionales para que la gente siga creyendo en ellos.

 -“Payaso,  soy un triste payaso…”

 Al final de la jornada “Andy  el payaso” se mira en el espejo,  fatigado, cansado pero satisfecho por el trabajo de  hoy, hace una mueca y como si el propio espejo le preguntara “¿Qué tal  estuvo el día?”…de nuevo  pasa las manos al rostro  con un algodón para  despintarse  y volver  a la realidad, ser simplemente Andrés,  se recuesta, apaga la luz, ya mañana Dios dirá…

 “Reúnanse a mi alrededor, payasos todos, déjenme que los escuche decir…”

   -Lennon-McCartney-

Licenciado en comunicación con maestría en televisión educativa y duranguense de nacimiento, Geraldo Rosales ha sido creador de los programas de Radio como “Viaje Mágico y Misterioso” y “La Caverna de Liverpool”, se desempeñó por más de 11 años en el periódico Contexto de Durango como jefe de la sección de cultura y espectáculos .Actualmente imparte conferencias con temática de los Beatles y es el conductor del programa “El submarino Amarillo” que se transmite por TV UJED.