Chico Che y su aporte al Rock mexicano

,

Nuestro país ha sido cuna de verdaderos talentos musicales, mismos que han dejado en alto su nombre con diversos géneros que sin lugar a dudas forman parte de la idiosincrasia que mantiene vivo su interés por todo el mundo. En el terreno musical es verdaderamente sorprendente e importante desglosar que múltiples cantantes en su momento pasaron por la vertiente del rock and roll sesentero antes de definir su verdadero camino.
Un caso concreto es el de Francisco José Hernández Mandujano, mejor conocido como “Chico Che”, uno de los emblemas tropicales de todos los tiempos. Nacido el 7 de diciembre de 1945 en la Ciudad de México y fallecido el 29 de marzo de 1989, Chico Che se crió en Tabasco ya que sus padres eran originarios de ese estado y fue formado por su hermana mayor ya que a temprana edad quedó huérfano de madre.

Su extensa carrera abarca 45 placas y 4 películas, así como múltiples presentaciones en toda la República Mexicana y actuaciones en Estados Unidos. Su éxito básicamente se dio a partir de su inclusión en el terreno tropical, pero esa es otra historia, aquí nos enfocaremos en su paso e inicios en el rock and roll mexicano.

El compositor de aproximadamente 430 canciones formó en 1965 el grupo de Rock and Roll Instrumental y de Balada Los Temerarios, con los que grabó tres álbumes, dos de ellos para Discos SON-ART y uno instrumental para Capitol.  “El Ciclón del Sureste” como también es conocido, dejó la carrera de Leyes para dedicarse a su vocación musical y su paso por Los Temerarios le permitió explayar su creatividad, es así como dejó grabados temas de su autoría como “Extrañado” y “Recuerda”.

Los también llamados Temerarios de Tabasco fueron muy requeridos en los llamados Cafés Cantantes, sobre todo los de Zona Rosa, entre ellos El Capri, donde alternaron con figuras como José José, Manuel “Loco” Valdez y grupos como Los Aragón. La banda estuvo formada primeramente por Rolando Pech, Manuel Villegas, Román Priego, Fernando Ancona, Juan Gil y Tito Villegas, dando cambios en la alineación en el futuro: Alfredo Villegas “El Zorri”, cubriendo a Manuel Villegas, Jorge Augusto García León “Kalúa” en lugar de Fernando Ancona y Chico Che que reemplazó a Rolando Pech. Con ésta alineación es con la que el grupo alcanza su mayor éxito.

Con ésta agrupación también cubrió adaptaciones como “Agente secreto”, “La Catedral de Winchester” o “El Bueno, el Malo y el Feo” y entre lo más destacable de éste combo fue que implementaron saxofones, lo que le imprimió a su sonido una peculiaridad que sólo grupos como los Loud Jets, Los Apson Boys y Los Johnny Jets tenían como base, sin embargo su estilo instrumental es lo que aún hoy en día atrae nuevos adeptos.

Para 1969 Los Temerarios se desintegraron a raíz del interés de sus integrantes de seguir sus propias carreras, sin embargo hay fuentes que aseguran que desde 1967 Francisco José Hernández Mandujano formó grupos como Los 7 Modernistas, Los Klippers y Los Bárbaros, con los que también incursionó en el Hard-Rock, pero que se disolvieron tras su fracaso, por lo que Chico Che siguió el camino tropical, ahora sí con mucho éxito.

Por otro lado, su inclinación por el Rock fue influenciada por conjuntos como Los Rebeldes del Rock, por quienes siempre sintió una admiración especial e incluso en distintos momentos de su vida afirmó que le hubiera encantado ser rocanrolero. Chico Che – diminutivo de Francisco José- hizo alusión al género que lo vio nacer grabando, entre otros temas “Ya no hay Beatles” o “Vas a perder a esa chica”, cover de los Fab Four, dejando para los coleccionistas un motivo más para indagar en su carrera.

Así mismo, el “Maestro del Overol” se aventuró con su grupo La Crisis a grabar algunos temas rocanroleros, claro con su estilo “tropicalesco”, cuestión que permite destacar que era un verdadero músico que dominaba varios instrumentos y no importando qué género se le pusiera enfrente dejó para el disfrute: “Chico Rock”, “Island Rock” y “El Rock de Chico Che”, entre otros, deleitando a seguidores de ambas corrientes musicales.

Finalmente, Chico Che sigue teniendo un impacto tremendo en lo que a cumbia se refiere, sin embargo no podemos dejar de lado su aporte al Rock, que aunque fue muy efímero no por ello vale menos, al contrario, tiene como buena consecuencia ser reconocido dentro de su amplio mundo que éste año cumple nada más 60 años de creación en México.

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

0 comentarios

Comenta

Deja un comentario
Nos gustará conocer tu opinión.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.