Cesar Costa: Más que un rocanrolero

,

El mundo del Rock and Roll mexicano fue encabezado por diversos ídolos, entre ellos se encuentra el cantante, actor y conductor César Roel Shreurs, mejor conocido como César Costa, (nombre artístico propuesto por un amigo de la preparatoria) quien inició su carrera entre 1958 siendo la voz líder del mítico grupo Los Black Jeans (después Camisas Negras) que junto con Los Locos del Ritmo son considerados los dos primeros conjuntos mexicanos en tocar y grabar un disco de Rock and Roll en tierra azteca.

Nació el 13 de agosto de 1941 en la Ciudad de México, tuvo cinco hermanos, entre ellos el también cantante y abogado Ricardo Roel (Ricardo Roca) quien fuera el primer cantante de Los Hooligans y Karen Roel, que participó en los coros del primer y único larga duración de Los Camisas Negras fichado en 1960 bajo la marca Musart. 

Proveniente de la colonia Condesa estudio la primaria y la secundaria en el Colegio Alemán, posteriormente cursó la preparatoria en el Colegio Universitario México para más tarde combinar la licenciatura en Leyes en la UNAM con su carrera musical.

Desde pequeño tuvo relación estrecha con la música y aprendió a tocar el violín y el piano desde sus años de secundaria, al terminar esta etapa estudiantil se fue a estudiar inglés a Chicago, Illinois, idioma que dominó en menos de medio año.

Durante toda su etapa estudiantil tuvo contacto cercano con todo tipo de deportes como el box y el karate (los cuales indica son un estupendo deporte) el tochito, y también interactuó en deportes como el fútbol y la natación, entre otros.

En 1958 grabó junto a Los Black Jeans (conformados por Diego González de Cossío, Juan Manuel González de Cossío y Carlos González Loftus) un sencillo conteniendo las piezas “La Batalla de Jericó” (donde realiza coros Plácido Domingo) y “La Cucaracha”. En ese mismo año la empresa Peerles les ordena acompañar a la cantante Emily Cranz en la cinta “Jugándose la vida” donde interpretaron el tema folclórico tradicional mexicano “La Borrachita”.

En 1959 el grupo firmó con la compañía Musart y en 1960 grabaría su primer y único Lp ya con el nombre de Los Camisas Negras  esto a sugerencia de Guillermo Acosta, quien era promotor de Musart (y también con la incorporación de Javier de la Cueva)

De esta placa se lanzarían temas que los colocaron en el gusto de la juventud tales como “El Tigre”, “Osito Teddy”, “Zapatos de Anteazul”, “Monalisa”, “Ahora o Nunca” y “La Bamba”. 

A pesar de que el conjunto tenía éxito se desbandaron al poco tiempo ya que César Costa siguiendo el modelo de Manolo Muñoz comenzó una carrera en solitario y fue en la editora Orfeón donde lanzó el single “Mi pueblo” y “Amor loco” salido entre 1960 y 1961, dando con ello la grabación de su primer disco Lp.

Tal fue su triunfo que grabó cuatro materiales más conteniendo hits como “Historia de mi amor”, “Baila muchachita”, “Diana”, “Adán y Eva” y “Besos por teléfono”. Su estilo lo encontró grabando al español canciones del popular cantautor Paul Anka, llegando a grabar alrededor de 14 covers, permitiéndole llegar a las listas de popularidad no sólo de México y América Latina sino llegando a otras latitudes como España.

En 1962 filmó la cinta “El Cielo y la Tierra” junto a Libertad Lamarque, Angélica María y Fernando Luján y una participación especial en “Jóvenes y rebeldes” junto a Adalberto Martínez Resortes y Lorena Velázquez.

Serían dos de las primeras dos de 16 títulos registrados en su filmografía, entre ellas “La edad de la violencia” compartiendo créditos con Fernando Soler, Patricia Conde y varias de las figuras juveniles del rock en ese momento: Julissa, Alberto Vázquez, Manolo Muñoz, Oscar Madrigal y Los Hooligans, “La Juventud se impone” y “El Mundo Loco de los Jóvenes” en esta última también junto a Julissa, “Me tengo que casar”, está filmada a raíz de su exitosa etapa en el programa “Papá soltero” producido por Luis de Llano Macedo y “Coco” de Disney Pixar.

Durante su actividad cinematográfica también incursionó en la producción dejando títulos como “La Guerra de las monjas” protagonizada por Enrique Guzmán y las gemelas PIly y Mily.

En 1964 firma con RCA Víctor donde permanece hasta 1967.

Posteriormente firmó en 1967 con Capitol Odeon dando como resultado covers a clásicos como “She” de The Monkees, “Can´t take my eyes off you” de Frankie Valli y “Yesterday” de The Beatles, además resaltan temas como “Jornada Sentimental” e “Iré por ti” o “La Terza luna”.

En los años siguientes tuvo también grandes éxitos como “Negra Paloma”, “Mi Amigo el viejo mar” y “Corazón Loco”.

Así mismo en 1983 obtuvo un rotundo éxito en el Festival OTI de la Canción con el tema “Tierno” el cual incluyó en su disco “Sorprendentemente tierno” el cual le reportó ventas importantes.

El considerado “Caballero de la Nueva Ola” también ha incursionado en programas de televisión como conductor en proyectos como “La Carabina de Ambrosio”, “De Costa a Costa”, “Un nuevo día” y “Ensalada César”, además fue el protagonista del famoso programa “Papá Soltero” emitido entre 1987 y 1994.

Desde 1993 se ha reunido en un escenario con sus compañeros rocanroleros como Enrique Guzmán, Manolo Muñoz, Alberto Vázquez, Angélica María y grupos musicales como Los Locos del Ritmo y Los Rockin Devils, dando lleno total en diversos recintos de la Ciudad de México y gran parte de la República Mexicana.

Con alrededor de una treintena de discos, su última entrega la dio a conocer en abril de 2013 bajo el título de “A mí manera” donde rescató temas clásicos como “El Tigre” y realizó duetos con músicos contemporáneos como Jay de la Cueva y Leonel García.

Como curiosidad llegó a tener casi tres mil suéteres, moda que dicho sea de paso fue impuesta por Diego de Cossío su compañero y fundador de Los Black Jeans quien recibió de su novia, la cantante Leda Moreno unos modelos traídos desde Alemania. E incluso el famoso “Chico del suéter” sólo conserva el primero que recibió de un amigo cuando debutó por primera vez ante una cámara.

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

Seis Canciones Sabrosas de 1968, Vol. 3

“…Todo es posible en la paz…”

Frase de moda en 1968, supuestamente dicha por GDO

 La presente reseña musical del año olímpico continúa aquí en El Círculo Beatle, después de ya varias entregas que abarcan canciones de amor y de buenos tiempos (ya van seis con ésta, y las que faltan, jejeje) pues no cabe duda que este fue uno de los años con más calidad de música pop que hemos tenido, desde canciones bubblegum hasta instrumentales fresas, todo con su dosis de psicodelia, boogaloo, chavizas y momizas, Op y Pop, gusto por las palabras esdrújulas como forma principal de comunicación (sin duda popularizadas por las hoy casi olvidadas Fábulas Pánicas de Alejandro Jodorowsky, y por la entonces película de vanguardia Patsy Mi Amor).

La juventud de aquel entonces escuchaba primordialmente música en español y en inglés de las estaciones de radio que hemos ya mencionado con frecuencia, y realmente, a diferencia de lo que dirán, verán y escucharán en los medios muy frecuentemente en estos días, eran los menos los que traían la onda insumisa de Bob Dylan, Joan Baez o Pete Seeger -rolas de protesta– que no los quieran engañar, ya que la verdad sea dicha, solo los muy radicales estudiantes de las facultades de Ciencias Políticas o Filosofía y Letras de mi adorada alma mater UNAM, escuchaban las canciones de Judith Reyes o de Óscar Chávez; eso sí, nadie podrá negar que desde julio del año olímpico fue que se empezaron a popularizar dichas rolas, que sí llegaron a permear un poco al gusto juvenil, y que ni duda cabe que muchos chavos bien intencionados habrán dado chaquetazo a las canciones de moda en la radio en aras de luchar y rebelarse contra el salvaje imperialismo yanqui, válgame Dios y María santísima. Pero será otra la ocasión en que platique un poco de dichas rolas, ahora echemos un vistazo a las que si valen la pena:

Unknown World, Kyoko Ito

Grabada para la CBS/Sony nipona con el título original de Mishiranu Sekai,(miseria) la muy guapa Kyoko Ito nos regala un mega clásico de aquellos años en donde la referencia más clara que podríamos tener del Japón, como niños pequeños, serían las series de TV de Ultraman, Ultra Seven y Ultra Q, o las entrañables caricaturas de Astroboy, Gigantor el hombre de acero, el simpatiquísimo Hombre Par o él consentidazo Meteoro y su Mark V (Mach 5 en la versión gringa, Speed Racer) en el olímpico 1968.

Compuesta por Kuranosuke Hamaguchi, (y en el lado B Hoshi Kara No Tayori -¿qué quieres tú?)se edita desde 1968 en los Estados Unidos para Columbia Records, llegando a México a principios de 1969, y fue covereada con gran calidad aquí en nuestro país, por una guapa cantante llamada Rosalba en Discos Melody en1975.

Se sabe bien poco de esta japonesita bonita, solo algún recuerdo vago de que le llamaban ” La voz del Fujiyama” en XEL Radio Capital, cuando la empezaron a programar a inicios de 1970, bajo el extraño nombre de No Conozco El Mundo; buscando información acerca de ella por internet –y por eso me choca hacerlo así- aparecen una actriz nacida en 1959 que nada que ver, y la esposa del cantante del grupo Weezer que también comparten nombre. Lamentablemente mi bibliografía no la consigna. Valdrá la pena mencionar en este apartado que otra canción japonesa que tuvo gran éxito en México, se la debemos al finado cantante Kyu Sakamoto, y se le conoció en 1963 con el poco afortunado (y pletórico de ignorancia)nombre de Sukiyaki, lo digo porque es como si en Japón conocieran el son de la negra con el nombre de Chiles en Nogada o Carne a la Tampiqueña, pues Sukiyaki es nada más y nada menos un cocido al vapor con carne de ternera, vegetales varios, salsa de soya, azúcar y huevo crudo. Dicen también los japoneses que hasta el presupuesto más limitado puede cocinar un Sukiyaki decente, y el nombre correcto de la canción de Sakamoto debe ser Ue O Muite Aruko, o sea, “camino con la cabeza alta”, y no estofado de conejo a la sureña, por dios santo.

Build Me Up Buttercup, The Foundations

De los mismos autores de: “La Vampiresa de Negro” “La Coqueta” y “Una Pálida Sombra”, llega con ustedes “Hazme una flor”, jiar jiar jiar, como se reiría Doña Borolita Tacuche de Burrón, háganme de nuevo el fabrón cabor. Aquí en México tenemos una pésima tradición de inventar tonteras en nombre de sacar “traducciones” -más bien pésimas adaptaciones- a títulos de canciones, películas, series de televisión o lo que tercie; de verdad yo quisiera saber a quién carambas se le ocurrirían semejantes disparates, ni me queda claro con qué fin lo harían. Alguna vez le pregunté a una persona que me dijo que era para hacer “más atractivo” el título para un público tan ecléctico y variopinto como el mexicano. Ahí queda su opinión. Endúlzame La Oreja sería un título más acercado a la realidad, jajajaja.

Uno de los primeros grupos interraciales con éxito, junto con The Equals (Baby Come Back) y Unit 4 + 2 (Concrete And Clay), todos originarios de la civilizada Gran Bretaña, The Foundations -Los Cimientos-contaban con la excelente voz de Clem Curtis, dos nativos de las Indias Occidentales, tres británicos blancos y hasta un oriundo de Ceylán (Hoy Sri Lanka), tuvieron su primer hit llamado Baby, Now That I Found You en 1967, y que llegó a primer lugar de popularidad en el Reino Unido, así como esta joyita que llegó solamente a segundo lugar; es una muy buena canción compuesta por el vocalista de Manfred Mann de esos ayeres Mike D’Abo, junto con Tony MacCaulay, prolífico compositor inglés.

Aunque algunos escritores del Rolling Stone los describen como exitosos imitadores del sonido Motown, salvo la introducción de su primer éxito Hasta Que Te Encontré Nena, que guarda cierta paráfrasis musical a It’s The Same Old Song, de The Four Tops, realmente no aprecio mucho de eso en su música; lo que sí es notable es su capacidad para tocar en vivo y sin usar músicos de sesión para sonar tan bien.

De su cuarto sencillo, Pye 7n17636, que tiene en la cara B New Direction lanzado en mayo de 1968, y que sonó mucho aquí en México en Radio Éxitos y Radio Capital.

Crimson and Clover, Tommy James & The Shondells

Dos palabras favoritas de Tommy James, Carmesí y Trébol, sirvieron para formar el título de una de las muestras más entrañables de Pop Psicodélico de la historia, así como una de las canciones más recordadas de los 60’s. 

En el lado B de este sencillo Roulette, un título no menos pasado por LSD: Cellophane Symphony. Esta canción, compuesta por el mismo Tommy James y por el tecladista Peter Paul Lucia, fue grabada en octubre de 1968, lanzada al mercado el 3 de noviembre del mismo año, y primer lugar de popularidad en Norteamérica en el cambio de año 1968-1969; para el disco sencillo tiene una duración de 3:27 y para el LP de 5:25, y este superclásico de los sesentas yo lo conocí por primera vez en una edición mexicana de una extinta casa grabadora llamada Discos Tico, que también tuvo oficinas en algunos países latinoamericanos tales como Colombia, Venezuela y República Dominicana entre otros. Esta marca disquera desapareció a principio de los setentas en México.

Una de las características más notables que posee esta canción es el efecto rippled que tiene la voz, resultado de un experimento que Tommy hizo al conectar su micrófono al amplificador Fender Vibrolux que estaba en el estudio, activando el efecto de trémolo, creando un sonido tembloroso en la frase “Crimson and clover, over and over”, que cuando la canción sale al mercado en el mes de diciembre, mucha gente la cantaba repetía: “Christmas is over, over and over” (Se acabó la Navidad, una y otra vez) …en fin.

Cuando uno recuerda covers de esta excelente rola, de inmediato viene a la memoria el que hizo Joan Jett &The Blackhearts en 1981 , como follow-up de su gran éxito I Love Rock And Roll , pero muy pocos pueden decir que conocen las versiones de Dolly Parton, Cher o Prince, quienes también los grabaron; en México tuvimos el cover del buen grupo Las Moskas (con el título de Amor Sin Suerte, en 1970) más o menos sabrosón, y uno de mucha mejor calidad sin duda alguna, a cuenta y cargo de La Cofradía, grupo defeño de muy buen nivel que también covereó la anteriormente reseñada Hazme Una Flor de The Foundations, también para Discos Tico en 1969, con el optimista nombre de Hoy Ya No Estoy Solo.

A Beautiful Morning, The Rascals

Y si estamos metidos de cabeza en plena Psicodelia Pop, el sencillo que siguió al gran éxito de The Young Rascals  How Can I Be Sure, de Septiembre de 1967, llegó en febrero del año siguiente- el día de mi cumpleaños número tres, por cierto- y sería el primer single del grupo que los listaría como The Rascals; uno de los grupos americanos más importantes de la segunda mitad de los 60’s, tenian a Felix Cavaliere en los teclados, Eddie Brigati en la voz y percusiones, Gene Cornish a la Guitarra y al superdotado- aunque muy mamón y pagado de sí mismo- Dino Danelli en la batería. Tres italianos y un irlandés por ascendencia se forman en New Jersey en 1965, aunque Cavaliere, Brigati y Cornish ya habían tocado juntos desde 1963 en Joey Dee & The Starlighters (Peppermint Twist, Shout), uniéndose entonces con el nativo de Garfield, NJ. Dino Danelli, tocando en fiestas locales durante el año de la Beatlemanía mundial, y debutando en Hullabaloo en febrero de 1966; poco después de este éxito mediano retoman una canción que habían estrenado en forma local Lemme B. Good & The Olympics el año anterior, llamada Good Lovin’, la cual llevaron a primer lugar de popularidad en USA y Canadá a mediados del 66′.

Como dato de color, en la maravillosa y muy recordada serie The Wonder Years, ésta canción tiene un lugar preponderante cuando Kevin Arnold conoce a Winnie Cooper. Eso es nostalgia sesentayochera, que a Dios gracias no tuvo cover en México.

Daydream Believer, The Monkees

Aaaah…! The Monkees. Una serie de TV divertida, que pasaba los sábados por ahí de las siete u ocho de la noche en el canal dos de Telesistema Mexicano, antes de ser lo que hoy pretenciosamente se denomina plataforma de las estrellas, bah. Pero de que los chavos tienen una historia interesante, eso que ni qué.

La historia ha sido muy injusta con estos buenos muchachos, sobre todo por dos razones de peso; si bien es cierto que fueron el primer grupo prefabricado – y admitido públicamente- de la historia, también es muy cierto que estos chicos tenían entrenamiento musical bastante y suficiente para tocar con corrección. La otra razón es que es del único grupo que se ha satanizado constantemente por no tocar en sus discos, lo cual es aparte una falacia; la historia nos dice que desde The 5th Dimension, The Association, Gary Lewis & The Playboys, Herman´s Hermits, The Mamas & The Papas, Los Bravos de España y hasta incluso The Beach Boys y The Doors en algunos de sus tracks, por mencionar sólo a unos cuantos, tampoco tocaban en sus discos. Se me hace rudeza innecesaria y 15 yardas de castigo contra los detractores de los muy simpáticos y entrañables Monkees.

Uno de sus más grandes éxitos de este año, junto con Valleri, es de las piezas Monkees más logradas y hermosas de toda su carrera, inspiración de John Stewart y que Davy se negaba a cantar en un principio, pues decía que eran soberanas incoherencias eso de “cheer up sleepy Jean/ Oh what can it mean to a Daydream Believer / And a Home Coming Queen” a decir verdad, ni a mí me queda claro que caracoles quiso decir con eso Stewart; pero de que es una maravilla de canción, lo es. Varios covers mexicanos, quizás el más notable a cargo  de Los Zignos de Monterrey. Hacia los meses de enero y febrero de 1968, está rola junto con Lady Madonna y Hello Goodbye de The Beatles, Love Is Blue de Paul Mauriat y Judy on Disguise de John Fred, eran las canciones más solicitadas en Radio 590 La Pantera de la Juventud, ta tarataaan….!

Midnight Confessions, The Grass Roots

Excelente muestra del Blue-Eyed Soul, que tendría su versión original en Roulette Records con el grupo The Evergreen Blues, a principios del año olímpico, y que copiarían de forma muy cercana The Grass Roots.

El productor Lou Adler, y la pareja de compositores P.F. Sloan y Steve Barri desarrollaron un proyecto musical para la marca grabadora de Adler, Dunhill Records, y con un montón de canciones compuestas en el portafolio, deciden grabarlas ellos mismos apoyándose con músicos de sesión de The Wrecking Crew, entre ellos Larry Knechtel al piano y teclados varios, Joe Osborn al bajo y Bones Howe en la batería ,iniciando con la fina pieza Where Were You When I Needed You, la cual empezó a popularizarse en el área de la bahía de San Francisco; fue entonces cuando hubo que buscar a unos auténticos Grass Roots para las presentaciones personales, y les cayeron como anillo al dedo unos chavos que resultaron ser los triunfadores de un concurso de jóvenes talentos del área de San Mateo, CA. Y que ni siquiera tenían un nombre oficial. El vocalista de la banda, Willie Fulton, quien llegaría a ser cantante de Tower Of Power, re-grabó la canción con su propia voz y así comenzó su historia. Esta alineación fue grupo de acompañamiento de otros artistas de la Dunhill, tales como The Mamas &The Papas y Barry McGuire.

En el primer trimestre de 1967, se empiezan a desarrollar fricciones entre los miembros de la banda y Adler, lo cual lleva a una separación bastante hostil y a una nueva búsqueda de banda que respaldase el proyecto, resultando ser ahora unos chicos llamados The 13th Floor, a quienes les tocó ser The Grass Roots del éxito mundial; compuesta por Lou T. Josie, -Manager de los originales Evergreen Blues-esta bonita rola resulta ser una oda al tirarse de tapete ante una mujer que nunca será para ti. Se graba en junio de 1968, con arreglos a cargo de Jimmie Haskell, quien ya se había anotado un gran éxito con Ode to Billie Joe en 1967, y como dato sabroso, les debo contar que quien toca de manera excelente el bajo aquí, es ni más ni menos que la señora Carol Kaye, de la Wrecking Crew, quienes para variar y no perder costumbre, tocaron en éste y no menos de 2000 tracks de éxito desde los años 50. Hay mucho que agradecerle a ese multitudinario grupo de músicos de sesión basado en Los Angeles, CA. por la belleza y la trascendencia de la música de esos días.

En México Confesiones de Medianoche tuvo covers malitos, la verdad sea dicha, uno a cargo de Roberto Jordán, otro de La Fresa Ácida, y otro por José Luis Gazcón y sus Maloos, quienes a pesar de ser artistas Capitol, y del ilustre reciente pasado Yaki, no demostraron tener gran capacidad como grupo para fusilar, y menos una canción con arreglos medianamente complicados, como es éste caso. Anyway, me quedo con esta versión de todas, todas.

No cabe duda que escuchar de nueva cuenta estas canciones, nos dibuja siempre una sonrisa en la cara y nos alimenta el alma, ¿no creen? Seguiré haciendo el recuento de la música popular de 1968, con mayor razón por conmemorarse el 50 aniversario del movimiento estudiantil, único momento en la historia de este país en que valió la pena defender las ideologías progresistas de izquierda de tendencia mundial, según la opinión del que esto escribe…continúo leyendo sus opiniones, comentarios , anécdotas y lo que me quieran compartir en mi correo marco@elcirculobeatle.com, la siguiente entrega, ¡más 1968! ¡Hasta entonces!

“…El mundo será de los cronopios* o no será…”

Frase pintada en una barda de C.U., 1968

*Cronopio: mezcla de Beatle con el Che Guevara. Definición también pintarrajeada dos bardas más delante de la citada.

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Seis Covers a The Beatles en Español (segunda entrega)

,

¡Gracias por sus opiniones por mi anterior entrega! Creo que si les gustó de verdad, cosa que agradezco muchísimo, y pues a seguir hablando de este delicado asunto, que caray. Tomé una de sus sugerencias para incluirla en la presente entrega, y espero seguir recibiendo su retroalimentación para las siguientes; no dejen de hacerlo por favor.

Quiero comentarles lo siguiente: ésta breve historia arranca a principios del año 2015, cuando la directora de este sitio Web, mi estimada y querida jefa Beatlera Tere Chacón me invita a uno de sus programas de radio a platicar de algún tema relativo a nuestros amadísimos The Beatles, y que se me ocurre manejar este sub-tema; fue muy divertido conversar esa noche y las subsecuentes a las que me hizo el honor de convidarme, hablando de este “incómodo” aspecto de la historia Beatlesca, pero reafirmando que lo que he pensado siempre, sigue teniendo validez, que es el hecho de que el porcentaje de efectividad de los covers en español a The Beatles no llega al 20% de lo grabado contra lo antologable, y que muchos de mis amigos músicos de esa era no se sentirán cómodos con mucho de lo que he escrito aquí; les invito ahora a escuchar esas canciones y esas historias interesantes que se platicaron allí y que ahora se escriben aquí for the first time. Cabe mencionar que estoy incluyendo en esta saga todas las anécdotas, datos y trivia de las canciones reseñadas, así como todo el material que se transmitió en aquella ocasión. Entremos en materia pues con la segunda parte:

 

Si Me Dejaras, El Amor, 1971

En 1969 se forma en la industriosa Monterrey un grupo que se llamó Los Pájaros, que se dedicaba según los viejos de la comarca, a coverear a The Beatles con un alto grado de decencia; bajo el liderato de Miguel Cárdenas, estos chicos se ponen a ensayar día y noche para participar en un festival juvenil que se llevó a cabo el día 13 de marzo de 1970, en donde reciben comentarios alentadores, que los motivan a viajar al D.F. para probar suerte por acá. En el viaje cambian su Hitchcockiano nombre por el de El Amor. Ya aquí en Mexico City, graban un LP para el extinto sello Raff, con 12 covercitos varios a rolas de moda. Los integrantes fueron:

Miguel  Cárdenas, voz y lira líder

Rogelio González, voz y Bass guitar, sustituido por Raúl Pinto en 1972

Jorge Alberto Vallejo, Bataca

Oscar Vallejo, teclados desde 1972

En agosto de 1971 les sucede algo tragicómico: fueron invitados a tocar al programa de TV más pitero de toda la historia (Siempre en Domingo, of all places), en donde ver a un grupo de Rock era más raro que ver a un panda rojo con verde, y el público cautivo del show era tan poco rigorista e impreparado, que llamaban por teléfono a los estudios para decir que qué bien tocaba la guapa muchacha de la batería; resulta que Jorge Alberto era apodado la muñeca, porque era fino de rasgos faciales, y eso aunado al pelo largo tan de moda en esos días, causó confusión entre el vasto (y basto) público del impresentable Raúl Velasco.

Mentadas aparte, este programa sirvió para que fueran invitados al mítico festival de Avándaro, en donde fueron abucheados al principio porque eran vistos como niños fresas que cantaban I Love You More (su éxito más relevante) aunque la muñeca Vallejo jura y perjura hasta estos días que después todos cantaron a coro su canción bajo la inclemente lluvia mexiquense del verano del 71′. De su primer LP, su cover a I’ll Be Back:

Palabras De Amor, Los Hermanos Carrión ,1966

 Hablar de Los Hermanos Carrión y su historia musical es muy amplio y diverso como tema, sin duda alguna muy importantes en cuanto a presencia y permanencia en el medio, pero siendo completamente honestos y sinceros, son caso típico de “rocanroleros” mexicanos que tocaban baladas muy agradables, pero antitéticas al verdadero Rock And Roll; la pieza más cercana a algo de Rock And Roll REAL de estos chicos fue Dime Quién, grabada en 1960 para Discos Cisne, composición del sí muy rocanrolero arquitecto José G. Cruz Ayala, una de las eminencias grises y padre fundador de este movimiento tan disímbolo y tan agradable del Rock And Roll en español. Una vez más, y repeat after me please: Los Hermanos Carrión NO eran rocanroleros. Y nadie les niega su calidad como baladistas pop de buen nivel, que conste.

Prueba de la calidad referida, fue la abundante cantidad de  éxitos que gozaron en la época dorada del Rock And Roll en español, sería prolijo enumerarlos todos aquí, pero basados en una muy bien trabajada armonía, material muy bien escogido y bien grabado, así como el virtuosismo de Diego González de Cossío en la guitarra principal, fueron muchos y siguen siendo recordados con mucho cariño por los sobrevivientes de esa época y por muchos fanáticos nuevos que han venido cosechando en tiempos recientes; activos hasta nuestros días, y después de una historia musical pletórica en anécdotas que valdrá la pena reseñar en una próxima publicación, y con más detalle que lo que permite este breve espacio, platicaré ahora brevemente sobre lo que les sucedía hace 52 años a estos buenos chicos fresas.

Para 1966, continuaban grabando para la Orfeón con regularidad, apareciendo cuando menos una vez por semana en la TV, presentaciones personales exitosas, etc. etc… Acababan de tener un gran éxito con Todo a su Tiempo, versión moral y decente del éxito de The Byrds, y cuenta la historia que en una reunión etílica de mucho ambiente en la muy rockera colonia Narvarte, Luis “Vivi” Hernández toca un disco de reciente publicación en México llamado Rubber Soul; al calor de los alcoholes surge la idea de grabar un LP dedicado al cuarteto de Liverpool, y que terminó llamándose Éxitos de Los Beatles Con Los Carrión. Buscando material suitable de The Beatles para grabar (pues no se aventarían a hacer rocanroles de ellos, vive Dios y cómo creen) del The Beatles Vol.5 se encuentran esta chulada de Buddy Holly, la cual interpretan muy decorosamente, basados en los atributos que les platiqué con anterioridad; francamente, ni yo creía que se pudiera hacer un cover de calidad decente de esta rolísima, pero me quedé gratamente sorprendido. Espero que  si no la conocen, también ustedes compartan conmigo esa impresión.

Lluvia, Los Reno, 1966

Grupo regiomontano de muy buena calidad interpretativa surgido en el año de la Beatlemanía mundial, 1964, y que contó con los siguientes integrantes en su primera y más importante época: El güero Humberto Sandoval en la voz, Raúl Chapa Montemayor al bajo, Abraham Noyola Téllez en la guitarra eléctrica, Gonzalo Rodríguez de León en la batería y Jesus Horacio González Treviño en la lead guitar.

Desde el principio de su carrera musical logran tener un buen acoplamiento como músicos, lo que les lleva a tener a un grupo nutrido y leal de fans en su natal Monterrey , con la consecuente decisión de viajar al D.F. para grabar su primer larga duración, llamado Surgen Los Reno el cual se reeditó en fechas recientes por la Peerless, en una muy valiosa colección llamada “Los Originales” y que incluiría sus más grandes éxitos por los que el público aún les recuerda con agrado: Siempre Te Amaré, Reflexiona y la muy sabrosa baladita llamada Y Es Por Ti; ya aquí en la capirucha y con muy buen airplay de sus rolas en estaciones de radio como las multicitadas Radio Variedades, la DF y Radio Mil, hacen TV (Operación Ja Ja del Loco Valdés, y Sonrisas Colgate, de Los Polivoces entre otros) y café cantante, entre ellos el Hullabaloo (que tomó su nombre de un muy popular show de TV americano) y el Harlem, propiedad de Los Rebeldes del Rock, honrando un barrio bravo y de mucho color en la ciudad de Nueva York.

Para 1966 sale su tercer LP llamado Tienes que Esconder Tu Amor, uno de tantos covers Beatles que hicieron – el primero, de su LP debut, no era tan bueno después de todo, se llamaba Mucho Dinero y era una versión atrabancada y poco afortunada a I Feel Fine– ya más asentados, sin estar tan correteados y con más tiempo de estudio, logran covers mejor planeados y grabados; éste en particular demuestra un muy interesante trabajo de guitarras(y sin grabarlas en reversa, que conste) a una pieza de mis consentidas de John, y que era bien difícil de reproducir en vivo, originalmente lanzada como el lado B de Paperback Writer.

Un episodio anecdótico de este buen grupo musical que de no ser tan trágico mataría de risa, es que en ese año también graban su cover a Summer in The City, del Lovin’ Spoonful, el cual, ante la imposibilidad de reproducir los sonidos del tráfico de la ciudad, del rotomartillo y del grand piano de la grabación original, de plano se volaron la pista del disco y con el mayor descaro, se dan el lujo incluso de terminar la canción con la parte final de la canción original, háganme el fabrón cabor. Claro está que los ejecutivos de la Kama Sutra Records nunca oyeron el cover de los regios, pues esto hubiera desencadenado cuando menos una gran demanda judicial de derechos de autor, con el consiguiente reclamo de greenback dollars, ¿no creen? En estos tiempos de la internet algo así hubiera sido detectado de inmediato. Les dejo con un buen cover:

La Ayuda De La Amistad, Los Ángeles,1968

Quizás uno de los mejores grupos del Beat español, este malogrado y mítico cuarteto músico-vocal granadino se conoció desde 1962 y hasta 1966 como Los Ángeles Azules, no confundir por favor ni con los norteños que luego fueron aquí en México Los Yaki, ni mucho menos –For God Sake– con los cumbiamberos de Iztapalapa para el mundo. A partir de 1967 , con un nuevo contrato de grabación para la Hispavox y un sonido más pulido y mejor producido, logran hacerles sombra a agrupaciones señeras como Los Bravos y Los Brincos, con grabaciones como 98.6 (gran cover a Keith), su muy famosa Mañana Mañana, y Mónica. Los integrantes de esta época fueron Poncho González, Carlos Álvarez, Agustín Rodríguez y Paco Quero.

Agustín fue reemplazado en 1972 por José Luis Avellaneda, quien junto con Poncho fallecieron en un accidente de carretera en 1976, trágico suceso que provoca la desaparición del grupo.

Aunque su espectro musical de covers era variopinto (The Shadows, The Kinks, The Beatles y Adriano Celentano en un solo EP) siempre tuvieron predilección por coverear a The Beatles, con excelentes armonías vocales- algo para lo que en México estamos negados, caray- aunque los covers a Silence Is Golden, de The Tremeloes, y por mencionar sólo uno de sus éxitos los hacen sonar casi sinfónicos en comparación a algunos de nuestros compatriotas, hecho que les llevó a participar en múltiples emisiones de la TVE en esos años. Tienen una historia abundante y sabrosa, que les iré contando en episodios conforme vaya escribiendo de ellos.

En la actualidad se han reagrupado, con el hijo de Poncho, Carlos y Agustín para formar una reencarnación del line-up original, y demostrándonos que en efecto, algunos ángeles si son eternos, pues qué caray. Les dejo con un maravilloso cover del Sgt. Pepper:

Algo, Loud Jets, 1970

Ya había tenido el gusto de hablar de este grupo pionero de muy buena calidad en una crónica anterior, revisitamos aquí un poco de la historia de los Hermanos Alejandro y Eduardo Munguía Castellot y desde sus inicios en la prepa 6 de la célebre casa de Mascarones, en 1959. Después de haber salido de muy prolongada gira musical (28 países, nada más)a las órdenes de su representante Gabriel Pardo Arzate, de haber actuado en los Estados Unidos con los curiosos nombres de Mexican Jets y Jumping Beans, y de haber grabado en algunas disqueras como Columbia y RCA Victor, en 1969 regresan al estudio de grabación de Orfeón con un sonido muy pulido y limpio, una intención más definida de quedarse aquí en el país y de volverse un grupo de estudio cada vez más profesional; logran también en 1970 interesantes covers a Man We Was Lonely de Macca y la muy gustada Instant Karma de Lennon, versiones muy difíciles de encontrar en la actualidad.

Como la mayoría de grupos de la época, el impacto Beatle en ellos fue considerable, y llegaron a plantear la posibilidad de fusilarse completito el Abbey Road, sin embargo no lograron cristalizar ese sueño; quizás no hubiera sido mala idea después de todo, pues se nota muy buen nivel de ejecución en ellos. Una probada de esto:

Otros covers de ellos del álbum, fueron Oh Querida! y El Jardín del Pulpo. Se dice que la alineación de 1959 fue la tercera registrada de este grupo, siendo la primera fechada en 1957, y al año siguiente la segunda. Lo que sí es cierto, es que el baterista original, Sergio Balderas Crespo fallece el 13 de Agosto de 2011, siendo ya dos los finados de la alineación original. Serán objeto de revisión constante en mis columnas, ya que nos regalaron excelentes covers que en algunos casos, hasta superaron al original (ver covers que superaron a su original segunda entrega, aquí en El Círculo Beatle), siendo sin duda alguna una de las mejores agrupaciones rocanroleras y twisteras en México; sabían que ellos no grabaron ninguna balada ni canción soft en el periodo dorado del Rock And Roll en México ? Eso los clasificaría de suyo como el grupo más rocanrolero de nuestro país, ¿no creen?

Vengan Juntos, Loud Jets, 1970

¿Qué opinan amigos? Les gustaron estos covers? Lo digo y lo repito, es incómodo siempre ante muchos de nuestros amigos de El Círculo Beatle que consideran como un sacrilegio digno de llevarnos a la hoguera el difundir estos esfuerzos, de verdad dense una oportunidad de escuchar estos covers que, si bien fueron hechos con más amor y entusiasmo que con calidad, la verdad no desmerecen y son hasta agradables de oír; tomen un cafecito, un whiskey o un agua embotellada, aquellos que son fumadores, disfruten uno straight from the pack, y relean y reescuchen las canciones incluidas en esta entrega. Opiniones, anécdotas comentarios, sugerencias y hasta mentadas, bienvenidas en mi correo electrónico marco@elcirculobeatle.com encantado de leerlos por acá, ¡hasta la próxima!

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Grandes temas que impulsaron la psicodelia parte 6: Mundo, Demonio y Carne

,

Retomando el conteo de grandes temas que impulsaron la psicodelia, es preciso situarnos no solamente en Estados Unidos o Inglaterra que fue donde floreció sino abarcar también más lugares donde tuvo una repercusión muy relevante.

En esta entrada viajaremos a la España de principios de los 70 para recordar (o dar a conocer en su caso) temas que fueron parte del soundtrack de la vida de muchos jóvenes ávidos de nuevos sonidos, mismos que fueron y son quizás más importantes y añorados debido al franquismo que trató de contener lo más que pudo toda la evolución y revolución musical que sin embargo avanzaría a pesar suyo.

Nos concentraremos en el grupo favorito de muchos (me incluyo) un cuarteto formado a la usanza de grupos ingleses como Los Beatles y que en sí fueran considerados su equivalente en España: Los Brincos. 

Este conjunto quizás de menos impacto comercial que Los Bravos tuvieron tres etapas, la primera conformada por Antonio Morales “Junior”, Juan Pardo, Manuel González y Fernando Arbex, esta época duraría de 1964 a 1966 cuando Pardo y Junior se separan para emprender una nueva aventura: Juan y Junior.

A partir de 1966 seguirían Arbex y González bajo el nombre de Los Brincos pero esta vez junto a Vicente Martínez y Ricardo Morales (hermano de Junior) y más adelante se les uniría Oscar Lasprilla y Miguel Morales (también hermano de Junior) sustituiría en determinado momento a Vicente Martínez, completando así un último aire musical digno de rememorarse.

Para estos momentos se lanzaron materiales tan sorprendentes y menospreciados en su momento como la placa Mundo Demonio y Carne (World, Evil and Body) cuyo lanzamiento en 1970 bajo la etiqueta Zafiro/Novola tuvo una fría bienvenida, esto similar a muchos del tiempo, pero que con los años (y como los buenos vinos) sabe mejor su contenido.

El genio de Fernando Arbex desencadenó en una obra que hoy es considera de culto no sólo en la Madre Patria sino en gran parte del mundo conocedor del rock.

En su largo éxtasis encontramos verdaderas bellezas sonoras acompañadas de una mezcla perfecta de cuerdas, órganos y guitarras españolas que crean una fusión psicodélica y hasta progresiva que pone en alto lo que se quería experimentar por esos instantes y en este caso se aventuró Fernando Arbex dejando para la postre una gran obra conceptual.

Una joya que se grabó y lanzó en español e inglés con algunos tracks distintos y que no puede de ninguna manera faltar en cualquier colección preciada.

Aquí la portada dibujada por Claudio Bravo que fue censurada por el régimen franquista porque aparecían desnudos de la cintura para arriba.

Pero para dejar más claro de lo que hablamos aquí la muestra:

Primera versión en castellano: Incluye nueve temas:

  1. Mundo, Carne y Demonio
  2. Vive la realidad
  3. Hermano Ismael
  4. Esa mujer
  5. Jenny la genio
  6. Emancipación
  7. Carmen
  8. Butterfly
  9. Kama-Sutra

La edición anglosajona contiene ocho tracks:

    1. World, Evil, Body (Este tema es cantado siempre en inglés tanto en las dos primeras ediciones como en las reediciones)
    2. Emancipation (Emancipación)
    3. Where is my love (Esa Mujer)
    4. Jenny Miss Genius (Jenny la genio)
    5. Keep on loving me (Vive la realidad)
    6. Y los tres que no se encuentran en su versión al español
    7. Misery and Pain
    8. Too Cheap, Cheap
    9. I don’t know what to do

Otros temas relacionados a la psicodelia en España:

  1. Amor de niña–Los Grimm (Cover a Love child de Steppenwolf)
  2. Danza del fuego – Los Relámpagos.
  3. La Droga – Los Polares (Cover a LSD de The Pretty Things)
  4. Quiero creer – Los Banzos.
  5. El problema de mis pelos – Micky y Los Tonys.
  6. El Don Juan – Los Salvajes.
  7. Tiene la Tarara – Marisol.
  8. Hey – Los Brincos.
  9. Nadie te quiere ya – Los Brincos
  10. Peppermint Frappé – Los Canarios.
  11. El Séneca – Taranto’s.
  12. Tengo sueños – Los Grimm.
  13. Algo más – Los Zooms.

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

Toño de la Villa: El ídolo rocanrolero que sigue resplandeciendo

,

Hoy se cumplen 56 años de la partida de uno de los íconos rocanroleros mexicanos más importantes e imprescindibles de todos los tiempos, uno de los forjadores del llamado ritmo de la juventud y que influiría no sólo en México sino en países como Argentina y Venezuela donde grabó material junto a Los Locos del Ritmo.

El cantante rocanrolero que le dio verdadera identidad al rocanrol en México con su limpia tesitura, su presencia alegre y simpática, es hoy por hoy el símbolo de la eterna juventud junto a leyendas mexicanas acaecidas ese mismo año como René Ferrer ex Blue Cap, ex Play Boy y ex Salvaje y Charles Lee de Los Sparks.

Pero haciendo historia, Juan Antonio Verdes Sánchez, mejor conocido como Toño de la Villa, nació el 22 de febrero de 1940 en Paris, Francia, tomó su nombre artístico de su abuela y desde muy joven fue atrapado por la música llegando a cantar ranchero, sin embargo fue con el naciente género del Rock and Roll que daría en el blanco convirtiéndose en uno de sus más grandes exponentes.

Formó junto a Sergio Martell, próximo pianista de Los Teen Tops, el dueto “Los Espontáneos, fue el fundador y primer cantante de Los Rebeldes del Rock y posteriormente formó con Pepe Negrete, Pepe y sus Locos con quienes gana el concurso de “La Hora internacional del aficionado” en 1958 trasmitido por el Canal 2 de televisión.
Gracias a esto obtienen como premio viajar a Nueva York para concursar en el Show de Ted Mack donde obtuvieron el honroso segundo lugar.

José Alberto Figueroa y Alvaro González participaron en este concurso y en el primer LP del grupo. Rafael Acosta y Jesús González entrarían después para participar también en dicho material. Ya para el segundo Long PLay entran en escena Mario Sanabria en el bajo y Manuel Reyes en la guitarra.

Toño de la Villa grabó dos discos de larga duración con su grupo y dejó contratos y presentaciones pendientes en España, así mismo como ya se mencionó dejó material registrado en Venezuela y Argentina.

Admirado por todos sus compañeros, dentro y fuera de Los Locos del Ritmo, conmocionó de tal manera con su muerte que verdaderamente dejó un hueco imposible de llenar. El amor que prodigaba a su grupo fue muy bien definido por él mismo en un mensaje que le escribió a su gran amigo y colega, Pepe Negrete: “Estoy seguro que encontrarán algún cantante con mucho mejor voz y personalidad que yo, pero difícilmente podrás encontrar alguno que los quiera más que yo”.

Esto se comprueba también por su negativa en reiteradas ocasiones a convertirse en solista, diciendo que él no abandonaba a su conjunto. Su alma estaba enlazada indefinidamente a Los Locos del Ritmo que aún hoy en día a más de medio siglo continúa captando la atención de las nuevas generaciones.

El joven de 22 años fue diagnosticado con cáncer en la garganta, afección que no quiso atenderse, siendo ya demasiado tarde cuando se le operó en mayo de 1962 con nulos resultados. Había quedado afónico, pero a pesar de que el mal lo laceraba cada vez más, nunca perdió el espíritu rocanrolero y sobretodo su energía y amor por lo que hacía.

Ejemplo para muchos que sólo hacen música por ganar dinero o sobresalir sin esfuerzo. Toño era, es y sigue siendo el motor que impulsó al grupo en todos y cada uno de los proyectos.

El 5 de mayo de 1962 todas las radiodifusoras dieron cuenta de la temprana y trágica muerte del llamado ídolo de la juventud rocanrolera, muchos sintieron y supieron por primera vez lo que era perder a un ídolo juvenil en pleno ascenso.

Su legado queda implícito para la eternidad en temas inolvidables como “Tus Ojos” escrita por el baterista Rafael Acosta Córdova y “Yo no soy Rebelde” del requintista Jesús González Biestro, himnos que le dieron identidad al Rock and Roll mexicano en prácticamente todos los países de habla hispana.


Además De la Villa participó también en los coros de la canción “La Rebeldona” de Los Gliders, mismos que grababan para Orfeón donde Los Locos del Ritmo tenían contrato en ese momento. Incluso realizó la letra de “Twist Español” grabado por Bill Haley y sus Cometas también para Orfeón.

Así mismo participó en películas como “Limosneros con garrote” del año 1961 junto a los comediantes “Viruta” y “Capulina” y donde interpretó junto a su grupo, precisamente “Tus Ojos” (Aunque claro, al final la canta Kippy Casado) y “Yo no soy rebelde”.

En tanto “Twist locura de Juventud” marcó no sólo el debut de Enrique Guzmán en el cine sino la despedida de los sets cinematográficos de Toño de la Villa, quien fallecería el 5 de mayo de 1962 en San Antonio Texas a la corta edad de 22 años. Cursaba el tercer año de la carrera de Ciencias Químicas.

Toño de la Villa sigue latiendo en cada track que realizó y sobretodo sigue vivo en el recuerdo de todos los que lo conocieron y afirman que era un gran amigo, un gran hijo, un gran cantante, pero sobre todo el que forjó el camino que habrían de seguir hasta el final Los Locos del Ritmo.

Ya Víctor Blanco Labra lo decía en una de sus columnas: ”El corazón de la juventud sangra y llora amargamente la muerte de su ídolo consentido: Antonio de la Villa”.

Hoy después de 56 años su nombre y legado continúan impulsando y recreando la verdadera esencia rocanrolera, esa misma que nació a fines de la década de los años 50.

Algunos temas que nos regaló para la posteridad: “Nena no me importa”, “Un gran pedazo de amor”, covers a Elvis Presley, “Aviéntense todos”, originalmente cantada por Eddie Cochran, “Qué voy a hacer”, compuesta y llevada a las listas de éxitos por Ray Charles, “Ten mi corazón” de la inspiración de Rafael Acosta y “Chica Alborotada”, interpretada en su versión en inglés por Freddy Cannon y con letra al español de Chucho González.

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

Grandes temas que impulsaron la psicodelia parte 4

, ,

Como bien se sabe la psicodelia fue un golpe mediático en prácticamente todo el mundo y aunque para muchos lo más representativo fue en Estados Unidos o Inglaterra, también es cierto que en otros horizontes como México tuvo un auge muy importante.

Era 1968 y en tierra azteca el grupo de Los Ovnis, comandados por Armando Vázquez Castañeda dieron un giro significativo a la era del naciente rock psicodélico con su último larga duración registrado bajo el nombre de “Hippies”.

Este proyecto tiene al menos dos peculiaridades interesantes: Fue un trabajo que aportó en su mayoría cortes originales (recorrido que grupos pioneros como Los Locos del Ritmo ya habían perseguido anteriormente) así mismo es uno de los discos más buscados por coleccionistas no sólo de México sino que en España tiene un lugar muy especial entre los seguidores del rock.

El grupo azteca entusiasmado por el movimiento hippie decidió lanzar para la marca ECO un disco que concentrara los ideales de la época del “Flower Power” y es así como nacen temas emblemáticos como “Mugre” o “Mi Protesta”.

A pesar del entusiasmo del conjunto, no logra captar la acogida del público que aún continuaba embelesados por ritmos como el Jerk o el A go go y sobretodo seguían enfrascados en los covers.

La misma compañía creía arriesgado grabar material original y al final accedió aunque con la condición de que incluyeran aunque fuera un cover. Se decidieron por un track lanzado por el grupo norteamericano The Doors y cuyo influjo estaba flotando en todo el ambiente musical de ese momento: “Light my fire”, que Los Ovnis cubrieron bajo el nombre de “Enciende mi fuego”.

La formación que participó en este viaje psicodélico fue la siguiente: Armando Vázquez Castañeda en la voz, Jaime Pérez en el bajo, Guillermo Soto Cantú en la batería, Luis Alanis en el órgano y en el requinto estuvo el famoso músico Ernesto de León, quien más adelante participaría en La Máquina del Sonido y en Three Souls in my Mind.

Tras el poco reconocimiento del público y por algunas cuestiones internas, el grupo se desintegra poco tiempo después, dejando así una joya musical que ha ido captando la atención no sólo de los melómanos de aquél tiempo sino de las nuevas generaciones, dando a “Hippies” un lugar privilegiado dentro del mundo del rock mundial.

Los nueve cortes compuestos por Armando Vázquez, Luis Alanis, Ernesto de León y Jaime Ruiz, dieron en el blanco y se colaron y continúan haciéndolo con verdadero espíritu en el ya nostálgico argot hippie.

A continuación la lista de los temas.

  1. Mugre
  2. Cuando era niño
  3. Mi Protesta
  4. Infinito
  5. Fe
  6. Enciende mi fuego
  7. Grito al vacío
  8. Frío
  9. Ya se va
  10. Te doy tu lugar.

Paz, amor, libertad, idiosincrasia y hasta temas sugerentes, en resumen “Hippies” es un recorrido lisérgico que no debe faltar en ninguna discoteca personal.

 

 

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

Seis Covers a los Beatles en Español: Primera Entrega

“…If you hate me after what I say, I just got to tell you, anyway….!

                                           Bye Bye Baby, The Four Seasons, 1963

 

Esto de los covers a los éxitos de los dioses extranjeros del Rock and Roll puede ser o algo muy interesante, o muy deprimente, dependiendo de la óptica y del gusto musical de cada quien así como de particulares filias y fobias, pero al final del túnel hay algo muy cierto; el sub-tema de los covers a nuestro amado cuarteto de Liverpool es aparte de lo anterior, polémico y espinoso, pues nunca daremos gusto a los talibanes Beatlescos (quienes me dirán de todo por la inclusión de estos temas) y las almas menos criticonas y más dadas a conocer y disfrutar, o a las más atacadas por la nostalgia sesentera, donde me incluyo, tendrán cuando menos la curiosidad de escuchar estos esfuerzos musicales.

Hacer covers a los Beatles en español, fue casi siempre una empresa con pocas probabilidades de éxito, si nos basamos únicamente por los testimonios discográficos que quedaron para la posteridad. He escuchado aproximadamente unos seiscientos (o más) covers de los cuatro grandes en la lengua de Cervantes, encontrando denominadores comunes en ellos que resumiré en tres breves puntos:

  1. La tendencia a ponerle letras de supuesto amor hasta a sus canciones “rudas”; parece que nosotros los mexicanos tenemos una obligatoriedad a cantarle al amor, no importa si hacemos un cover a Pink Floyd o a Black Sabbath.
  2. En estos covers de los que les platicaré, la ejecución musical es de muy buena a excelente, y el Talón de Aquiles siempre serán las armonías vocales, en muy contadas ocasiones se lograron buenos arreglos de voces, de verdad escapa a mi razonamiento por qué ha sido este problema crónico en este nuestro rock mexicano a lo largo de más de 60 años. ¿por qué no podremos cantar bien, en la mayoría de los casos?
  3. Popularidad y radiodifusión no van necesariamente juntos. Sin lugar a dudas, y después de buen rato de investigar y escuchar discos, los covers Beatles más populares en la radio no eran los mejores en calidad. Definitivamente aquí en esta serie de artículos no encontraremos mellizas, coquetas, muchachas, auxilios ni otros covers muy populares en su tiempo, pero con menor mérito musical que los incluidos. Espero la crítica al respecto con la cabeza alta.

Incluiré también en esta saga, algunos ejemplos en español no nacionales, que nos ilustrarán acerca de justo lo contrario a la auto complacencia que se dió con algunos grupos del país, que creían que todo estaba muy bien hecho, pero porque no había crítica ni periodismo musical de buen nivel que la ejerciera. Algo bueno y positivo de estos días es poder analizar a toro pasado esta situación.

Acompáñenme en este largo y sinuoso camino por favor.

 

Te necesito, Los Mustangs (1966)

Este talentoso grupo barcelonés es punta de lanza dentro de los refriteros españoles de abolengo, pues de su extensa discografía, que abarca desde 1962 hasta 1970-igual que la discografía Beatle oficial- sólo cuentan con 14 canciones originales. Este cover a la aportación de George Harrison para el soundtrack de la película “Help” es uno de muchos covers Beatlescos que esta banda grabó; el más notable en España fue “Submarino Amarillo” de 1967, del que nos ocuparemos en una siguiente entrega.

La banda estaba formada por el cantante Santi Carulla, el lead guitar Marco Rossi, en la guitarra de ritmo Antonio Mercade, Miguel Navarro al bajo y en la batería Toni Mier, y sus covers al cuarteto de Liverpool los empiezan a grabar a partir de 1964 para la EMI-Odeón.

Aquí en México no se reimprimió este disco, pero si contamos con un par de covers hechos aquí y grabados para la Peerless, ambos de 1966; Los Reno de Monterrey, de quiénes hablaremos más adelante, y el de Los Ovnis, oriundos de la calle de Héroes en la defeña colonia Guerrero, lidereados por el excelente amigo Armando Vázquez Castañeda (¡Gran saludo amigo!). De los tres analizados, el español se lleva las palmas y por ello se los incluyo:

Tú me quieres manejar, Los Buitres (1988)

Hablar de los Buitres venezolanos, es hablar de toda una institución de los covers bien hechos, la gran diferencia en el caso de ellos, y lo que le da un valor agregado a sus covers es que les dan una letra congruente e interesante, en vez de caer en el clásico “Te quiero, te amo y te adoro” que aquejó a los covers mexicanos durante décadas, además de una muy cuidada instrumentación y armonías vocales de altísima calidad; en estricta justicia, mucho tiene que ver que sus grabaciones inician en 1988, hasta contabilizar 2 Long Plays dedicados casi en su totalidad a coverear a The Bitolles. Lamentablemente en México sólo se editó el primero, bajo el sello Melody, perteneciente en ese entonces a Televisa; podemos encontrar esta y algunas rolitas más de Los Buitres en la red. Esta canción en particular, que abre la edición oficial del Rubber Soul en su versión original, tuvo otros dos covers excelentes (quizás la única canción Beatle de la que se puede decir eso) a cargo de Los Shippy’s, y el otro responsabilidad de los finos Tijuana Five, ambos compartieron la letra y sello de grabación (Discos Capitol de México) y fueron grabados en 1967.

Tú realmente formas parte de mí, Los Buitres (1988)

Continuando con los Venezolanos Buitres, les platico que estaban formados por Jorge Spiteri, pionero del Rock en Venezuela junto con su hermano Charles, quienes empiezan en un grupo llamado Los Memphis, por ahí de 1968, Gustavo Aldrey, Ibsen Rosales y Alejandro Pérez, empiezan a trabajar juntos en un grupo tributo a The Beatles en 1987; Jorge, el líder de esta agrupación contaba ya con un palmarés interesante como músico en Venezuela e Inglaterra, formando parte de una serie de grupos musicales de relevancia, en su papel de multinstrumentista. En su país de origen, Los discos fueron editados por el sello Velvet el primero (ese sello discográfico se trató de establecer en México en 1962, sin éxito; ahí se grabó La Fiesta Magna, de Sergio Bustamante) y el segundo larga duración, de 1991, para la marca Sonográfica, con el nombre de Historietas. También tocaron covers de Traffic, The Rolling Stones y The Bee Gees, con el mismo nivel de calidad. Más acerca de la versión original de The Miracles y del cover Beatle en mi publicación anterior: “Seis Grandes Éxitos Que No Fueron Compuestos Por Los Beatles” del 18 de noviembre de 2017.

A fuerza de ser sincero, yo dedicaría toda esta serie a analizar la discografía de Los Buitres, Los Shippy’s, Tijuana Five y Los Mustang, dado que pocos grupos como ellos hicieron los covers tan bien; pero siendo un poco más incluyente, también escucharemos aquí grupos que se aventaron dos o tres joyitas de covers, aunque su demás producción no sea del mismo nivel, o de plano dispareja en su calidad.

Aquí, allá y en todas partes, los Tijuana Five (1967)

Mítica banda para el Rock and Roll mexicano, que con un solo LP grabado dejó una huella indeleble en la historia y es de las más reconocidas procedentes de esta ciudad. Los que conocen Tijuana saben que es una localidad sui generis, donde se vive a lo gringo pero con mucho sabor mexicano (¿o se vive a la mexicana con mucho estilo gringo?) y de esa ciudad provienen agrupaciones roqueras de abolengo para la historia, Javier Bátiz y Carlos Santana se formaron aquí, Rockin’ Devils, Los Solitarios, Los Strwck, El Ritual, etc. Y aún en tiempos más recientes, bandas como Tijuana No y el colectivo Nortec (en buen número) pusieron vara alta en cuanto a la calidad y relevancia del rock TJ.

Cuenta el autor Federico Arana que al visitar Tijuana, era preciso visitar la famosa avenida Revolución, sede de la vida nocturna y pecaminosa local, y que a mediados de los 60’s era también semillero de nuevos valores rockeros de mucha calidad, comenta haber visto a un grupo que se aventaba completito el Rubber Soul – incluidas las rolas con instrumentos poco comunes como la cítara- en el legendario bar Mike’s, en el número 25 de dicha rúa.

Pues estos chavos no eran más que los Tijuana Five, Jorge Luján en la batería, Lupillo Hernández a la guitarra solista, Penny Castañeda al órgano, Jorge Roca en el bajo y Alberto Isiordia cantante, segunda guitarra y otros instrumentos. Se les invita a grabar para la Capitol en México, y se edita en la zona fronteriza y sur de USA bajo el sello Pickwick, un LD con covers a The Beatles, Five Americans, Rolling Stones, Mitch Ryder, Mamas & Papas y Chris Montez entre otros.

Ya para 1969 Isiordia había asumido su Alter Ego del ” Pájaro Alberto”, y empezaba a trabajar en su nuevo proyecto musical, llamado Love Army,  que logró colocar una canción dentro del Boom rockero original pre-avandarero, la recordada “Caminata Cerebral” ( Walk Within My Brain); en ese mismo año, Los Tijuana Five son anunciados como teloneros en un concierto que darían Gary Puckett & Union Gap y The Byrds, en el estadio de la Ciudad de los Deportes (hoy Estadio Azul; para demolerse a mediados de 2018), según los que reseñaron ese concierto, la mala calidad del audio provocó un zafarrancho que terminó en la suspensión de la tocada, a la mitad de la intervención tijuanense. Gritos, bofetadas, sillazos y mucho desorden en Holbein e Insurgentes Sur, justo donde todavía hoy existe una tienda Suburbia y que en ese entonces era un lote baldío. Recordemos al TJ5:

Lady Madonna, Los Correcaminos (1968)

 Uno de esos grupos mexicanos con nombre de oportunidad, en este caso aprovechando la popularidad en México del programa de TV de la Warner Brothers “The Road-Runner Show” que fue muy popular aquí desde 1966 y con retransmisiones cuando menos hasta el año pasado; es cierto, algunos grupos se ponían nombres de programas de caricaturas – no olvidar que tuvimos a Los Picapiedras en Monterrey- bendito Dios que no tuvimos que reseñar covers de algún grupo llamado Los Agentes de C.I.P.O.L. o Los Avispones Verdes.

Estos Correcaminos estuvieron en activo en el lapso 1967-1969, grabaron para la Musart un LP, un disco sencillo, y les publicaron un EP con canciones del larga duración, entre sus covers más populares tenemos otro a The Beatles (Hola Adiós),  The Annimals, (Noches de San Francisco), The Buckinghams, (Mercy, Mercy, Mercy),  John Fred, (Judy con Disfraz) ,etc.

Con una historia similar a la de muchos grupos de ese entonces, y un nivel de ejecución más completo y de mayor calidad en vivo que en estudio (según cuentan algunos que los vieron actuar en directo) lograron algunos momentos de fama en este tiempo, sin duda este cover a la muy sesentayochera rola Beatle Lady Madonna fue de lo mejor que grabaron. Algo interesante para agregar a su historia, es que Los Geococcyx Californianus se convirtieron a partir de 1970 en el exitoso grupo Los Chicanos, quienes tuvieron éxitos radiofónicos que los siguen manteniendo vigentes en el gusto musical tales como “Puente de Piedra” y “Vecina”, muy gustados por los escuchas de estaciones como XEJP Radio Variedades, XEDF y Radio Felicidad. Saludo con gusto a mis cuates Ray García, vocalista original del grupo así como a Rodolfo Jiménez, con quienes me mantengo en contacto por redes sociales, enterándome así de sus presentaciones actuales. De su etapa rocker:

Vas a perder esa chica, Los 4 mosqueteros (1966)

Grupo basado en esta ciudad capital, y con la calidad a la que nos tuvo acostumbrados Discos Capitol de México en sus grupos y solistas, era difícil encontrar algún artista chafa entre sus filas (que abundaban en sellos como Orfeón y otros más) y eso era por que los directores artísticos fueron músicos y conocían bien el ambiente y la escena musical mexicana; no eran solamente mercachifles de música. Importante el no confundir a estos chavos por favor con los de la película de 1974 con Raquel Welch y Richard Chamberlain, ya que a estos músicos se les ocurrió ocho años antes su nombre de batalla.

Debutan discográficamente en 1966 con el sencillo 6024 “Caray Caray”, excelente cover a “Come On Let’s Go”, de The Mc Coys, quienes la refritearon a su vez de Ritchie Valens, y forma parte del único EP que fue editado de ellos, completándolo con “Algo ha Pasado” y “Oh, si pudiera ” covers a The Knickerbockers y Simon & Garfunkel respectivamente; se sabe muy poco acerca de este grupo, pero si pude investigar que en algún momento estuvieron en sus filas personajes del rock en español tales como Javier Flores “el Zoa” que viene desde los tiempos de Los Sparks, Víctor Constantino ( de quién les he platicado anteriormente con Loud Jets y Playboys) y Johnny Ortega (Hooligans y Johnny y su Conjunto)

Aprovecho para saludar al buen Gustavo Zamora y a su muy útil blog Estroncio 90, donde encuentro siempre entretenida información para compartir con todos ustedes, hasta los madriles un gran abrazo! Disfrutemos de este excelente cover, del tipo de los que podríamos escuchar en lugares con nombres tan pretendidamente exóticos e internacionales como “A Plein Soleil” “Ruser” “Hullabaloo”- del programa musical de TV tan de moda en 1965-1966-, “Pao Pao” o “Schiaffarello”, acompañados de una angelita sesentera con pelo largo y sin crepé, lentes negros y botas de charol, y un Club Sandwich con naranjada….! ¿Se puede pedir algo más?

¿Qué les pareció este material? Debo aclarar que estas reseñas, como la mayoría de mis textos, reflejan únicamente mi muy particular opinión del tema tratado. Quedo en espera de sus comentarios, sugerencias y lo que se les ocurra al respecto a mi correo  marco@elcirculobeatle.com y ¡esperen mi segunda entrega! ¡Hasta entonces!

 

“….you say why, and I say I don’t know…”

                             Hello Goodbye, 1967

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Los Shippy´s, Una Rara Avis, Gran Grupo de Covers en México; Entrevista con René Manning, Ex –Integrante.

,

Un tema que me encanta abordar en El Círculo Beatle, es el de los covers. Por razones generacionales, al conocer la radio a mis tiernos tres añitos de edad, en el olímpico 1968, la tendencia de programación de las radiodifusoras en español, incluía todavía una cantidad abundante de covers a canciones que también escuchaba en su versión original, en las míticas estaciones de radio como La Pantera (XEPH, 590 AM) Radio Éxitos (XERC, 790 AM) o Radio Capital (XEL, 1260 AM) y eran hechos en mayor medida a éxitos en inglés, aunque el Top 40 estaba lleno también de Rock y Balada en Francés, Portugués e Italiano. Era muy bueno y grato en aquellos días poder escuchar la versión original y el cover casi al mismo tiempo.

A efecto del presente análisis, destaco una diferencia importante entre cover y versión, el primero se apega al original con mayor exactitud y fidelidad, en tanto que la versión le imprime muchos rasgos personales de interpretación, a veces en exceso y haciendo olvidar el espíritu de la rola original; en la balanza, a un servidor le resulta más atractivo un cover fiel y más apegado al disco original que una versión llena de petardos e improvisaciones que le quitan el semblante al éxito que le dio origen. Los grupos de tributo de nuestros días privilegian también dicha tendencia, y en 1968 también eran mejor vistos y escuchados si eran más parecidos al original, incluso en tocar los mismos modelos de instrumentos; en nuestros días, hasta se cae en el exceso de disfrazarse como por ejemplo, nuestros amados Beatles o The Doors o Queen, para beneplácito de buena parte del público.

Aunque se grabaron cantidades ingentes de covers en el período 1959-1979 en México y países hispano-parlantes, el que esto escribe ha observado que si acaso un 30 a un 35% tendrán algún mérito musicalmente hablando, ya que la gran mayoría fueron producidos por cubrir una demanda musical bajo la ley del menor costo y el menor esfuerzo; sin embargo, hay que dar crédito muy merecido a aquellos quienes se preocuparon de dejar para la posteridad productos musicales de calidad, ocupando un lugar destacado entre una mayoría a veces amorfa.

Un temprano cover a The Shadows:

Es por ello que les platicaré de un grupo originario de la ciudad sonorense de Hermosillo, del cual sus integrantes inician su carrera en varios grupos locales, tales como Los Challengers, Los Monarcas, Los Herson, Los Cheyennes y Los Reyes Del Ritmo, y que deciden unir sus destinos después de algunos años de experiencia, en el año de Dios de 1965. La primera alineación incluye a Fernando Leyva al bajo, quien organiza al grupo, en la batería un talentoso Rubén Darío, a la guitarra líder Ramón Carpio, y teniendo un buen ojo reclutador, ficha al guitarra Antulio Almaraz y al güero Conrado Agramont a la voz solista; con este Line-Up viajan a Tijuana, B.C.N. en 1966 y se foguean en lugares de prosapia de la Av. Revolución (quienes la conocieron, comentan que era una mezcla de la calle del pecado de Sin City y la Reeperbahn alemana) tales como el Blue Note y el mítico Mike´s, donde algunas veces tocaron Carlos Santana o Los Tijuana Five.

 

En el año 1966, se funda la primera televisora de Hermosillo, XEWH Canal 6, y al regresar los Shippy´s a su terruño, graban unas pistas musicales ahí, las cuales son enviadas a Peerless de México bajo contrato, para la grabación de su primer LP; pasaron los meses y no tuvieron noticias al respecto, es entonces que deciden viajar a la capital para ver qué onda. Darío y Carpio se desesperan, y deciden abandonar al grupo, y es cuando Fernando invita a César Salazar y al fino guitarrista de 16 años José Luis Liera, con lo cual se conforma la alineación titular del grupo; en febrero de 1967, y después de una escala en Sinaloa, llegan a la ciudad de los Palacios, instalándose en el desaparecido hotel “Las Américas” y llegando as soon as possible a la esquina de Laguna de Mayrán y Mariano Escobedo, (antiguamente una zona fabril y ahora eje de desarrollo habitacional hipster del nuevo barrio de Polanco) para preguntar qué rayos pasaba con la promoción de su disco. El ingrato proceder de los ejecutivos del sello fundado en 1927, consistió en informarles muy amablemente que “estaban completos de elenco” en la marca y que a pesar de tener un contrato firmado, que eran libres de irse por donde vinieron y que muchas gracias. Sobra decir que este tipo de conductas no eran raras en aquellos días, y que no vieron un centavo por concepto de regalías de su LP, que ya había salido a la venta.

Tratándose de jóvenes nobles y con ganas de triunfar, no se desaniman, y por alguna conexión afortunada con Los Yaki, empiezan a tocar en un lugar de la Zona Rosa llamado “Jacaranda´s”, y en el café “2+2” de las calles de Londres, corriendo entre un lugar y otro para tocar sus tandas; eso también era una práctica normal de aquellos días. Prueban suerte en Discos Capitol de México con el productor tocayo Marco Antonio Lizama, y el director del sello Alfredo Gil, quien les audiciona con material de The Beatles, Beach Boys y The Hollies; es de hacer notar que este tipo de material era de lo más dificilito para hacer un examen, ya que por sabido se calla que esto de las armonías vocales es un Talón de Aquiles para los rockers mexicanos, situación que a la fecha sigue siendo lo que más les falla a los grupos de tributo locales.

 

Su primer grabación fue un Extended Play  (dos melodías por lado, a 45 RPM) que incluía “Por Favor Señor Cartero”, “Tema de los Monkees” “Sí” también de los Monkees y “Qué Pegue Te Traes” de Dave Clark Five (You Got What It Takes), Y de aquí en adelante, su fortuna cambió; contratos en cafés cantantes, radio, TV, y hasta cine: a principios de 1968 participan acompañando a Alberto Vázquez en la película “Jóvenes en La Zona Rosa” siendo amadrinados por la muy guapa modelo de aquellos días llamada July Furlong; son también invitados a un gran concierto en el Toreo de 4 Caminos (del cual busqué inútilmente alguna reseña, no me sorprende nadita que no esté documentado) en donde alternaron con Los Yaki, Tarro De Mostaza (grupo mítico del cual muy pocos hemos tenido la paciencia de escuchar completo su LP, y que es codiciada pieza de colección desde hace buen rato, así como el de Kaleidoscope), Cesar Costa, Javier y Baby Bátiz, Mayita Campos, Angélica María ,Roberto Jordán, Los Hooligans , Los Sinners y Los Carrión entre otros.

 

Para estas fechas se integra a los Shippy´s el también sonorense René Manning Duarte en el órgano electrónico, con quien tenemos el gusto de conversar a la distancia, platicándonos algunas de sus vivencias en el grupo:

¿René, en qué fecha naciste y en dónde? ¿Hermanos? ¿A qué se dedicaban tus papás?

Nací en 1950. Mi papá trabajó en una mina de Nuevo México y mi madre ama de casa. 

Tengo cuatro hermanas menores que yo.

¿A qué edad llegaste a la Ciudad de México? ¿En dónde viviste? ¿Recuerdas las escuelas en las que estudiaste aquí?

Llegué a la ciudad de México en 1953 hasta 1970. 

Viví en varias colonias como La Del Valle, La Roma y La Nápoles. 

Estudié en el colegio Amado Nervo de la calle Bajío y finalicé primaria y parte de la secundaria en la Escuela Inglesa para Varones de la colonia Mixcoac. 

La preparatoria estaba por la calle San Luis Potosí (no recuerdo el nombre) y luego hice la carrera de Diseño Gráfico en la Escuela Libre de Arte y Publicidad que estaba en Uruguay 5 en el centro. 

¿Como empezaste en la música? ¿Qué instrumentos musicales tocas?

Comencé en un grupo del que he olvidado el nombre, fue en 1965. 

Para ese año ya tocaba guitarra pero ahí comencé como organista.

Eres un experto en la historia de los Shippy’s, platícamela en resumen por favor, ¿integrantes, instrumentos, como los conociste y cuando te integras a ellos?

No soy experto en la historia de Los Shippy’s, simplemente conozco algo de su historia y la que yo viví con ellos durante un año en la ciudad de México. Son muchas preguntas a la vez. Pepe era el requinto, Antulio guitarra, Fernando el bajo, César en la batería y yo en el órgano. Los conocí aquí en Hermosillo en mis vacaciones por 1966 y en la ciudad de México los vi en 1967 y me integré con ellos en 1968 dejando escuela y mi trabajo.

¿Qué canciones grabaste con ellos?

Grabé VAMOS EN MI LANCHA, TE AMO, SÍ, ZIP KOD Y DICES QUE ME QUIERES.  

Este es un buen momento para compartir con ustedes una anécdota sabrosa de estos días, transcribo textualmente a René:

“…Tengo una anécdota del tema Te Amo, fuimos a saludar a Marcos Lizama a Discos Capitol de México, quien nos dijo: qué bueno que vienen porque quiero que se avienten esta canción, los muchachos que quería que la grabaran no pueden con ella y ya llevamos dos días de grabación con el mismo tema y no sale. Le dimos una ensayada y luego de tres tomas quedó grabado el tema Te Amo. A unos meses de haber grabado la canción, un día llegó René León, ejecutivo de la marca disquera acompañado de varios amigos al café cantante 2+2, donde tocábamos, se acercó a pedirnos de favor que les diésemos chance de tocar una canción a sus amigos y así lo hicimos. Cuando terminaron la canción, León nos dijo que estaban promoviendo ese nuevo tema para su disco LP en Estados Unidos, nos dijo quiénes eran y nos sorprendimos al saberlo; Fernando, el bajista dijo ´vamos a darles en la madre´ y comenzamos a tocar Te Amo pero en inglés, (Los Shippy´s nunca tocaron nada en español en el café) y comenzamos a tocar el tema, y que se regresan los 5 integrantes para escucharnos tocar el tema que ellos habían hecho famoso “I Love You” ellos eran el grupo PEOPLE.” (ver reseña de esta canción en mi publicación “7 canciones de amor de 1968”, aquí en El Círculo Beatle) incluir por favor link de esta publicación:

Aquí dos grabaciones de René con Los Shippy´s:

¿En qué lugares tocaban? ¿Qué canciones tocaron? ¿Hiciste televisión?¿Cine?

El grupo comenzó tocando en el JACARANDA´S de la Zona Rosa y después pasó al café cantante 2+2 a un par de cuadras, y ahí fue que los vi y me quedé un poco. El grupo tocaba un gran repertorio de más de 130 canciones y todo era en inglés, nada de español, incluso los temas grabados en Capitol se tocaban en inglés. Los Shippy’s comenzaron apareciendo en TV los sábados en el programa BAILANDO CON VANART en 1967, el animador era Ángel Fernández, y en otros varios programas que no recuerdo. Yo aparecí solamente en uno que se llamaba Alegrías Musicales ADAMS los miércoles creo se trasmitía por el canal 5 y creo que este video junto con cientos más desaparecieron con el terremoto de 1985.

Un gran cover a The Tremeloes, René Manning al órgano:

Este es el círculo Beatle, y entiendo que les gustaban mucho; ¿qué opinión te provoca el Cuarteto de Liverpool? ¿Qué covers de ellos tocaban en vivo y cuáles grabaron?

Invocar a Los Beatles era un orgullo. El grupo interpretaba varios temas de ellos como la de EL SARGENTO PIMIENTA, BOSQUE NORUEGO, BIRTHDAY, BABY’S IN BLACK y no recuerdo cuales más, muchas están grabadas en Capitol por Los Shippy’s, y se hacía porque Los Shippy’s tenían muy buenas voces, por lo mismo se interpretaban varios temas de Los Beach Boys.   

Aquí dos covers a The Beatles:

El dos de octubre de 1968 estuviste en Tlatelolco. Cuéntame qué pasó,

y como lo viviste.

Contarte lo que pasó ahí es muy amplio, pero te diré que Fernando (bajista de Los Shippy’s) y yo estuvimos en el lugar equivocado, el día equivocado a la hora equivocada. El resumen de esa historia terrible está en varias páginas de internet donde cuento lo que sucedió.

¿Como seguiste tu vida después de esta experiencia?

Mi vida continuó de manera normal. Dejé al grupo musical y me dediqué a mi carrera y retomé mi trabajo como dibujante publicitario en la mejor agencia de esa época que fue PUBLICIDAD FERRER, que estaba en la calle Tonalá casi con Zacatecas, en la colonia Roma.

¿Qué proyectos musicales recientes tienes? ¿Alguno en la actualidad?

No tengo ningún proyecto musical por ahora. Desde que estaba en la carrera dediqué mi amor por el saber hacer anuncios y es lo que hago, logotipos, anuncios y el registro de una marca.

Musicalmente he tocado por un simple “palomazo” y he grabado algunas pistas por experimentar al lado de varios amigos. 

 

 

La fecha oficial de la separación de este maravilloso grupo se marca el día Septiembre 1 de 1969, cuando Fernando Leyva se separa, así como Conrado y César, quienes se van a radicar a Estados Unidos. Los “nuevos“ integrantes de los Shippy´s tuvieron que ver con otras formaciones famosas, entre ellas el grupo Yndio, quienes tuvieron éxitos durante la década de los 70´s dentro del ambiente pre-grupero mexicano. Aquí su último hit en Capitol, cover a Lou Christie:

 

Epílogo

Fernando Leyva fallece el 10 de enero de 1998 en Mexicali, José Luis Liera el 24 de enero de 2004 en su natal Hermosillo; Antulio Almaraz, El “Tuli”, falleció el 25 de Septiembre de 2014 en Camargo, Chihuahua. Sirva de recuerdo y homenaje a uno de los grupos más interesantes y talentosos de la época en este duro avatar de realizar covers de calidad; ojalá esto inspire a los grupos de la actualidad a mejorar y a brindar shows de primer nivel. Creo que en la actualidad falta mucho, pero mucho para ello; hay pocos que sí lo hacen, pero no todos.

En este 2018, y a cincuenta años de muchos sucesos históricos interesantes, seguimos recorriendo de una u otra manera ese año mágico y misterioso, que siempre nos recuerda un tiempo inolvidable; Los Shippy´s y otros grupos que iré revisitando junto con ustedes, formaron parte de esa historia.

René y su esposa Georgina les mandan saludos a todos y al círculo Beatle desde Hermosillo, Sonora…!

Espero tus comentarios en marco@elcirculobeatle.com ¡hasta pronto!

 

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Vive Latino 2018: ¡Fiesta, cultura y rock!

, ,

 

A la vuelta de la esquina se asoma uno de los fines de semana más divertidos y rockeros del año en la CDMX. La primavera llega con mucha música y buen clima para acompañar a uno de los festivales musicales más importantes de Latinoamérica (y me atrevo a decir que en el mundo). El Vive Latino llega el próximo fin y el equipo de El Círculo Beatle está más que emocionado por ver a bandas como Gorillaz, Morrisey, Fito Páez o Residente.

El Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino es un espectáculo de cultura y música (diversos géneros musicales alternativos) que se realiza cada año en las instalaciones del Foro Sol de la Ciudad de México. Este año se celebra la decimonovena edición de esta fiesta, en la que se han presentado agrupaciones consolidadas en el gusto masivo, así como bandas emergentes que gracias al festival se han consagrado en la música.

El crecimiento y la consolidación de la propuesta Vive Latino lo convierte hoy en día en una sede obligada de los músicos más reconocidos para exponer sus sonidos ante más de 70 mil espectadores. Pero además es un espacio que se abre a nuevos artistas en el ámbito urbano, de graffiti y propuestas de arte de cualquier tipo.

Me atrevo a decir que el cartel de este Vive Latino 2018 es de los mejores en mucho tiempo. Cuenta con bandas estelares de renombre como Enjambre, Molotov, Little Dragon, Morrisey, Noel Gallagher’s High Flying Birds, Gorillaz, Fito Páez, Queens Of The Stone Age, Los Pericos, etc. Por ese motivo, les dejo aquí una lista de shows imperdibles en el VL18.

Los más esperados.

  • Gorillaz

A 15 años de su primer visita a México, la banda virtual más exitosa del mundo regresa a los escenarios latinos con más poder que nunca. Tras un exitoso 2017 gracias al lanzamiento de su álbum Humanz, Gorillaz ha demostrado por qué es una de las bandas más importantes de la música popular. Será simplemente un acto histórico e ¡imperdible!

 

  • Morrisey

Una de las figuras más peculiares de la cultura popular occidental de las ultimas décadas llega -esperemos que ahora sí- a los escenarios del festival VL18. Morrisey es una de las principales figuras del indie rock, gran músico y compositor que se ha caracterizado por sus polémicas decisiones. (Cabe recalcar que uno de los requisitos que pidió para poder presentarse este año en el festival es que los puestos de alimentos no vendan carne durante su presentación, como apoyo al movimiento vegano.) ¡Comencemos a rezar para que no cancele su participación!

 

  • Queens Of The Stone Age

Una bomba de tiempo llega a los escenario del Vive Latino. QOTSA es una de las bandas que mejor representan el rock en este último siglo. Alto octanaje, caballos de fuerza, ritmos electrizantes, desbordantes riffs y todo el poder vendrán a destrozar el escenario del Vive. Presentando su último álbum discográfico “Villains“, se han reafirmado como los máximos exponentes del stoner rock.

 

  • Noel Gallagher’s High Flying Birds

Cabecilla de la fabulosa banda Oasis, Noel Gallagher, regresa a la Ciudad de México a presentar su proyecto como solista (muy buen proyecto, por cierto) The High Flying Birds, con una madurez musical indiscutible, las canciones de Who Buit the Moon? retumbarán las instalaciones del Foro Sol y nos pondrá a todos a bailar.

 

Talento Latino

  • Enjambre

Una de las bandas más importantes del rock mexicano regresan a los escenarios del VL tras la publicación el año pasado de su exitoso álbum Imperfecto Extraño, que los ha llevado a abarrotar grandes teatros por México, Estados Unidos y América Latina. Es uno de los grupos consentidos de México.

 

  • Residente

René Pérez regresa a la CDMX para poner a todos a bailar con su electromovimiento. Consolidado en la escena del rap como uno de los máximos exponentes, se caracteriza por decir siempre lo que piensa y combinar en su música la cultura mundial, como lo plasma en su disco como solista titulado Residente. Un músico reconocido por todos lados además de ser embajador de campañas de la UNICEF. ¡A bailar todos los anormales!

 

  • Fito Páez

De los máximos referentes del rock en América Latina, Fito Páez ha construido un gran legado musical en casi cuatro décadas, gracias a la lírica y metáforas que presenta en cada tema, además de que ha sabido renovarse en cada faceta de su carrera. Con 23 producciones discográficas, llega a deleitarnos los sentidos con su música y su energía que transmite en cada presentación, y sinceramente ya lo extrañábamos. ¡Fito por siempre!

Los clásicos

  • Molotov

Clásicos de la fiesta llamada Vive Latino, Molotov es una de las bandas que nunca nos cansaremos de ver gracias a su irreverente y picante combinación entre rock, rap y albures. Es un cliente ya de los más grandes festivales de música en el mundo. El VL será el epicentro perfecto para presentar algo de lo nuevo que la banda prepara desde el año pasado. ¡Arriba la molocha!

 

  • Panteón Rococo

Hoy te vas pero sé que volverás… Y sé que esto lo leíste cantando porque el Panteón Rococó se ha vuelto parte de nuestras vidas y de la cultura mexicana. Gracias a su lema “Paz, baile y resistencia”, hace 22 años que la agrupación se ha consolidado en la escena del rock hispano y regresa a la máxima fiesta musical tras varios años de ausencia. Nos espera un show cargado de adrenalina, pasión, sudor y mucho slam.

 

  • Víctimas del Dr. Cerebro

Las Víctimas del Dr. Cerebro son una garantía de show y baile dentro del festival, del cuál ya son clientes distinguidos. La banda liderada por Abulón, pondrá a bailar a todos los esqueletos presentes que quieran disfrutar del rock nacional. ¿Jamás han visto la guerra de basura que arman? Es un momento imperdible, en el que por cierto, estarán presentando su más reciente producción discográfica.

Escalando el éxito

  • Love Of Lesbian

El indie rock español y muy lesbiano llega a la capital para deleitar a todos sus fans mexicano que poco a poco han ido creciendo al grado de llenarles teatros y plazas muy importantes en México. Como festejo de su 20 aniversario y como cierre de la gira de su ultimo disco de estudio “El Poeta Halley”, LOL (como también los conocen) vienen a ponerle magia al festival. Es un acto imperdible.

 

  • Vetusta Morla

Hace más de cinco años que la banda española, Vetusta Morla, no pisaba los escenarios del Vive Latino. Hoy vienen presentando disco nuevo con una tremenda madurez musical que los ha llevado a ser considerados la mejor banda que ha dado España en los últimos años. Será un show cargado de energía y mucho, mucho rock.

 

  • Chicano Batman

El combo retrofuturista estadounidense llega con su música influenciada por grandes bandas de rock de los 60s y 70s, una mezcla de bossanova, samba brasileña y tropical, con toques de rock, surf, cumbia y soul. Es una delicia de banda y es un show que no te puedes perder. De las propuestas más interesantes que presenta este año el cartel del VL18.

 

 PROPUESTAS #VL18

  • Sexy Zebras

Una de las bandas más salvajes del momento. Desde España, el trío Sexy Zebras es una de las grandes revelaciones del rock latino. Llegan al festival Vive Latino a presentar su última producción discográfica “La polla”. ¡Rockea con ellos!

 

  • Belako

Es una de las bandas underground con más energía de los últimos tiempos, su sonido demuestra poder, electricidad y mucho punk, influenciados por grupos como Joy Division, The Clash, Pixies o Nirvana. Belako es un acto imperdible en el festival y estamos seguros que durante algunos años estará en el escenario principal dando sus mejore riffs.

 

  • Francisca y Los Exploradores

La nueva oledad de indie pop argentino llegá a México representado por Francisco y Los Exploradores. Banda apadrinada por Adrián Dargelos (líder de Babasónicos) que ha tenido gran aceptación en latinoamerica y llega a conquistar tierras aztecas con un concepto muy fresco y peculiar.

 

Y tú ¿qué acto esperas más en esta edición del Vive Latino 2018? Envíanos tus respuestas con el hastag #NoSóloBeatles y sé publicado en mis cuentas personales de Twitter y Facebook.

 

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Escritor, melómano, fotógrafo y creativo. Le apasiona descubrir música nueva, leer poesía y ver series. ¡La vida es rock and roll!

CONTACTO

Facebook: Fernando Iván Licenciado Cantinas
Twitter: @FersoniicoSiC
Instagram: @soyellicenciadocantinas
Correo: fernando@elcirculobeatle.com

Covers de Rock and Roll que igualaron o superaron a su original (Segunda Parte)

, ,

“…Es que contigo, y con el Rock and Roll/ es como puedo, puedo ser feliz…”

                                                      Tú y el Rock, Los Blue Caps, 1960

Como lo mencioné en la primera entrega de esta serie, no es que hayan despertado los demonios patrioteros en este humilde servidor, ni que grite a voz en cuello que nada más truenan los chicharrones de lo hecho en México; de hecho, quien ha tenido la paciencia de leerme se dará cuenta de que soy un crítico muy ácido de los covers nacionales, y que reconozco que de cada 10 covers solo dos o tres tienen mérito y calidad. Esto obedece a varios factores, uno de los más importantes es que en mis años de estudio de esta serie, que abarcan desde finales de los 50’s y hasta 1964, la versión original de estas rolitas era más difícil de encontrar y por ende de escuchar en la radio; cierto es que existían por aquellos años los famosos “servicios postales” de publicidad, de las grandes cadenas discográficas, que trabajaban en conjunto con las casas disqueras de una manera muy peculiar: se reunían de 20 a 50 discos sencillos de 45 RPM a mes vencido por servicio( por decir algo, los éxitos de febrero de 1960, recibidos en los primeros días de marzo de ese año aquí) generalmente bajo los rubros de Top 40, novedades interesantes, novelties humorísticos, o el nuevo lanzamiento de un artista consagrado; por ejemplo, Capitol trabajaba con Liberty, Dolton, y dos marcas más de la región de California, y así por el estilo. Pero la gran mayoría de material original era o  desconocido o escasamente difundido, o de plano ignorado.

Todavía en el año de 1962, cuando Radio Mil se mudó de las calles de Ayuntamiento a su nuevo corporativo en la colonia Florida del sur del DF, la mudanza de la discoteca solamente fue todo un suceso, con varios sobres del servicio corresponsal sin abrir, valiosos paquetes que la mayoría de las veces se quedaron en las colecciones privadas de la gente cercana; aunque como estos servicios se contrataban por cada radiodifusora, había siempre de 4 a 7 u 8 personas que lo recibían. De ahí se cuadraban gustos musicales con los productores de las radiodifusoras y las disqueras, y de ahí la orden directa para los artistas emergentes, directores de orquestas y arreglistas para tener material fresco para grabar. Esto era un poco diferente en los años heroicos de 1958, 1959 y buena parte de 1960, donde no era tan regulado el repertorio de los primeros grupos juveniles.

Con gusto retomo el tema con tres covers que se llevan las palmas por méritos musicales sobre todo, que sigo pensando que es harto meritorio dadas las condiciones reales de los músicos aficionados de nuestro país, en competencia directa con músicos profesionales, mejores instrumentos musicales y mejores condiciones de ensayo, grabación y comercialización de su música. ¡A disfrutar!

Lo Siento, Lety Cisneros, 1960/I’m Sorry, Brenda Lee, 1960

Es chiquita (1.45m.) y era muy bonita, la Georgiana Brenda Mae Tarpley, nacida en 1944 y famosa alrededor del mundo. Numerosas actuaciones en Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña….hasta en Rusia la querían escuchar; a partir de la grabación “One Rainy Night in Tokyo”, la cual realiza en Nashville, se detona una gira japonesa en 1965, en donde literalmente la veneran (como a los Ventures y Cheap Trick, por ejemplo, en donde tendrían asegurada su existencia de tres generaciones en adelante, de las regalías que se pagan por sus ventas) en 1966, graba en Inglaterra y con Jimmy Page como músico de sesión, “Coming on Strong ” y la excelente “Is It True”. “I’m Sorry” es uno de sus éxitos más notables en su carrera, y llegó a primer lugar de popularidad según el Billboard, en Junio de 1960, fue grabada a finales de 1959, pero la guardaron un rato los productores de Decca Records, ya que creían que no estaba ni medio bien que una chavita de quince años se expresara de una forma suficientemente madura referente al amor no correspondido. Imposible de pensar tal cosa en nuestros días, ¿no creen? Ahora las niñas de 10 años para arriba demuestran amplia experiencia en esas lides.

Se agradecerá cualquier información adicional acerca de la guapa Lety Cisneros, ya que es muy poco lo que se publicó tanto en su tiempo (octubre de 1960) sobre Lety, como información actual disponible de ella, y por ello escasamente podremos elegir sólo notas sueltas y en algunos casos curiosas; se dice que fue sobrina del músico y compositor del Trío Los Dandys Güicho Cisneros, y que gracias a eso y varias audiciones logra entrar a RCA Victor, que junto con todos los rocanroleros mexicanos notables de 1960 (qué raro que incluyeran a una baladista fresa aquí) debería haber sido convocada al Zócalo o alguna plaza amplia para un fusilamiento masivo(???!!!) por dañar los castos y puros oídos de un gorilesco seudo periodista de aquellos días llamado Roberto Blanco Moheno, y que Notitas Musicales recomendaba la compra de sus éxitos “Juntos Muy Juntos” Cover a  la niña inglesa Hayley Mills, “Viento Huracanado ” original de Gogi Grant, y “Tiempo Tempestuoso” de Della Reese, todo ello en su LP RCA Camden CAM 36, y su EP MKE 774. La orquesta de Chucho Ferrer hace alarde de recursos en esta grabación, ya que copia el arreglo original con exactitud y precisión suiza, y hay que reconocer que el tono de mujer llorada que le imprime doña Lety aquí hace la versión mexicana más agradable por todos lados.

Original:

Cover:

Hermosa Laura, Loud Jets, 1961/Lana, The Velvets, 1959

Grupo texano de Doo-Wop, The Velvets es formado en 1959 en su natal Odessa por un maestro de preparatoria, Virgil Johnson, y cuatro de sus alumnos. El mismísimo Roy Orbison los escucha y los contrata para Monument Records en 1960. Apoyan en la grabación de la versión de Orbison de “Lana” en coros y guitarra, y les es permitido grabar una versión propia de la canción; para Roy fue una canción más, sin relevancia, para los Velvets fue su gran éxito regional, y en México es una de las rolas seminales del Rock and Roll.

La historia del muy bien recordado grupo defeño los Loud Jets, comienza con los Hermanos Munguía Castellot, Alejandro en la voz y Lalo en el requinto, y la Escuela Nacional Preparatoria número 6 de la Ribera de San Cosme, donde estudiaban. Los demás integrantes de esta primera alineación fueron Francisco Gastellum Flores en el bajo, Alfredo García Pérez el famoso Freddy del saxofón, Sergio Balderas Crespo a la bataca  y el excelente guitarrista Victor Constantino, de quien ya hemos hablado anteriormente de su participación con otros grupos.

Formados el mismo año que su escuela, la Preparatoria 6 de Santa María la Ribera, casa de Mascarones – y antes de su mudanza a Coyoacán- en 1959, surgen a la fama en el también anteriormente mencionado concurso de Radio Éxitos de noviembre de 1960, del cual debemos aclarar que se iba a celebrar su fase final en el lujoso restaurante Ciro’s de las Lomas De Chapultepec; y que tuvo que suspenderse por qué ese mismo día se presentaría ante los medios un nuevo cantante solista, el mismísimo Enrique Alejandro Guzmán Vargas. Es por ello que cambió de sede, al foro del patio interior de la iglesia de San Antonio de Padua en la Colonia Nápoles, que daba a las calles de Tennessee, y donde los Camisas Negras armaban sus tardeadas para pagar sus instrumentos. Siempre he creído que esos padrecitos gustaban del rocanrol mexicano como un servidor, si no es que más.

Los Loud Jets gozaron de año y medio de éxitos discográficos en 1961 y 1962, año en el cual empiezan a salir de gira por el interior de la república primero, y luego Estados Unidos, Canadá , Sudamérica y Europa, con su representante Gabriel Pardo Arzate, actividad que llevaron a cabo del 31 de marzo del 62′ hasta el 79′ en forma ininterrumpida, teniendo logros notables, como llegar a presentarse en el show de Ed Sullivan, y de tocar en Las Vegas con el espirigonzalezco (saludos Federico Arana) nombre de los Mexican Jets. Otros nombres que usaron fueron los Jumping Beans, con el cual alternaron con Sammy Davis Jr. y Johnny Mathis. Eduardo Munguía fallece en abril de 2001, y este es sin duda su éxito más notable; es clara la superioridad y arreglo más atractivo a la versión de los Velvets, y mucho más a la original de Roy Orbison, las guitarras son más acompasadas, y el órgano electrónico de fondo conjunta en su lugar a todos los instrumentos; el bajar un tono completo la versión original (de Fa a Mi bemol) ayuda a hacer la canción más asequible para los oídos del público mexicano, por alguna extraña razón, que me declaro incompetente para explicar. A la vuelta de mi disco sencillo Columbia 5099, “Twist de Tomás”

Original:

Cover:

Melodía de amor, Rebeldes del Rock, 1960/Melodie D’Amour, Paul Anka, 1957

Este nativo de Ottawa, Canadá es un claro ejemplo de “Teen Idol” con 0% de Rock and Roll en sus venas, mucha fama durante el período, muchos éxitos discográficos, muy buenas canciones compuestas por él mismo, y una popularidad mundial. De los pocos superstars que se presentó en México en su momento de popularidad máxima, en el Auditorio Nacional de esta capital.

Con una vocación de crooner al estilo de Sinatra o Bennett, sus baladas amorosas siempre estaban respaldadas por orquestas tan afamadas como las de Stan Applebaum o la de Don Costa (apellido que usó nuestro chico local César para su nom de guerre) logrando con ello éxitos tan importantes como “Puppy Love” “Crazy Love” “Adam and Eve”, ” My Hometown ” y unos 34 etcéteras más; vigente discográficamente desde 1955, todavía hasta hace un par de años se presentaba en el Caesar´s Palace de Las Vegas con mucho entusiasmo y vitalidad.

Por otra parte, un buen día de 1957 los dos hermanos mayores Tena, Guillermo Américo y Waldo, deciden llevar su afición de cantar sabrosos boleros y música de tríos one step beyond; junto con un amigo de la cercana colonia Condesa, Francisco Domínguez, conocido ya a pesar de su juventud como “el abuelo” y un simpático chaparrito, excelente amigo actualmente y originalmente trompetista, el buen José María Silva, empiezan a ensayar en la colonia Roma algo parecido a lo que escuchaban en Radio Mil y la 6:20, Rock and Roll. A la vuelta de su lugar de ensayos, sobre la calle Puebla y enfrente a la iglesia de la Sagrada Familia existió una tienda de discos que era sitio de reunión de varios rocanroleros en ciernes: “El Disco Rayao”, donde se traían discos importados por encargo, y según dicen los que lo conocieron había dos cabinas para escuchar discos sin necesidad de comprar nada; lugar favorito para pasarla bien , y teniendo a 5 cuadras las nieves de la legendaria “La Bella Italia” casi todos los integrantes de los grupos pioneros recalaban ahí: Black Jeans, Crazy Boys, Locos del Ritmo, así como los cuatro muchachos de los que les platicaba antes y que para 1957-58 seguían llamándose Los Reyes del Rock.

El corredor centro histórico- Juárez-Roma-Condesa-San Miguel Chapultepec fue muy importante para la época protorocanrolera mexicana , de ahí salieron muchísimos grupos e integrantes de ellos, entre los que podemos contar al güero Sammy Fournier, al inolvidable Antonio Verdes Sánchez (El mítico Toño de la Villa)y a su gran amigo Víctor Blanco Labra; todos cantaron en esta primera alineación de lo que después serían Los Rebeldes del Rock, que aún no tenían bajista, chamba que recayó, después de alguna insistencia y resistencia de los integrantes del grupo, en el menor de los hermanos Tena, Marco Polo.

Una noche de 1959, y después de una primera tanda en el Teatro Follies de Sta. María La Redonda, Jesús Martínez “Palillo”, cómico de la legua consagrado y poseedor de récords de arrestos policiacos por lo que en ese entonces se llamaba “disolución social” -que no era más que poner en su lugar a los políticos de ese entonces en donde se merecían realmente-, al ver a seis chamacos con instrumentos exclamó: ” ¿quiénes son estos p….chamacos rebeldes?” “Son acaso rocanroleros?” Después de tragar grueso, el más avispado de ellos, un jovencito delgado y muy moreno, Juan José Laboriel, hijo de padres hondureños y radicado en las calles de Puebla a la vuelta de Romita, con todo su aplomo y valentía ganada a pulso como miembro de la pandilla de rebeldones llamada los “Arañas” donde compartía y repartía trancazos con el después famoso Paco Stanley, le contestó al cómico que para nada (en otras palabras, que no transcribiré aquí), que eran Los Reyes del Rock, y que si no le gustaba, que lo compusiera. La anécdota cuenta que ese arranque de Johnny dejó muy bien impresionado al papá de Ana Martín, quien después fue su cuate, y les cambió el nombre para siempre. Por cierto, aún al día de hoy existe todavía una especie de competencia para saber cuál fue el primer Rock and Roll juvenil difundido por la radio, en abril de 1960: la gran mayoría de las escasas fuentes consultadas confirman que fue Radio Mil, incluyendo en su programa diario ” El juicio de los discos”  la famosa versión a “La Hiedra Venenosa” de The Coasters, contra “La Plaga” de los Teen Tops, y “Leroy”, de los Crazy Boys.

Cabe mencionar que “Melodía de Amor” tiene su versión primera con un grupo vocal muy famoso en USA en los años 40’s y 50’s, Los Ames Brothers, de donde Laboriel toma algunos elementos de fraseo y coros para su versión; Continuaré platicando de la anecdótica historia de los Rebeldes del Rock en entregas posteriores. El arreglo musical de los Rebeldes es más juvenil, más fresco y más atractivo, en comparación a la balada rítmica con aires quesque latinos que canta Paul Anka, quien es incovereable en otras rolas, pero aquí si les dan la vuelta mis rebecos.

Original:

Cover:

¿Qué tal el paseo por esas épocas adorables y fresas? A más de cincuenta años de haber sido publicadas, estas rolitas poseen el encanto de los tiempos idos, tiempos que casi siempre salen ganadores en comparación a los actuales, revestidos con la pátina piadosa de la nostalgia y con un mejor gusto en general. Coméntame que te parecen estas selecciones, si te gustarían una o más canciones que consideres que deban ser incluidas y analizadas en esta serie, y en general cualquier comentario que quieras, en la sección de comentarios de este artículo o bien a marco@elcirculobeatle.com

“…Volver la vista atrás es bueno a veces, uuh /mirar hacia adelante es vivir sin temor…”

                                   El Baúl de los Recuerdos, Karina, 1968

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.