Al Aire con Siddhartha

, ,

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

Se desvanecen las luces del escenario y los estrepitosos gritos de los fans retumban en las instalaciones. Bajo un juego de luces de color rojo y azul aparece un chico con su guitarra, acompañado de un puñado de excelentes músicos que lo guiarán en un viaje por atardeceres, lluvias, playas, días, noches, poemas e islas, todo junto en un mismo escenario, en una misma noche. Sí, es turno de hacer magia en el Teatro San Francisco de Pachuca.

Tras su exitoso nuevo disco en vivo, el músico jalisciense Siddhartha se encuentra dando presentaciones dentro de toda la República Mexicana, llevando consigo toda la experiencia y magia que quedó grabada en “Al Aire”, un inolvidable concierto con grandes éxitos videograbado en las instalaciones del Auditorio Blackberry de la Ciudad de México y lanzado en formato CD+DVD.

Su semblante demuestra ya mucha experiencia arriba del escenario, sabe moverse cuando es necesario, hacer muecas cuando son requeridas, en repetidas ocasiones despeina su melena y cambia de guitarras durante todo el acto. Atrás quedaron ya los tiempos en los que la gente lo ubicaba como “el ex baterista de Zoé”, ahora es un músico consolidado y respetado dentro de la escena del rock indie nacional, con cuatro discos de estudio, Siddhartha tiene el material suficiente para aventurarse a sacar un disco en vivo.

Los primeros acordes de Cámara comienzan a sonar y delante de él su público eufórico por escuchar sus temas preferidos. Deshielo, Ser Parte, Imán y Tus Pupilas se descuelgan una tras otra sin pausa alguna. Y es lo especial de ver a Siddhartha en vivo, te entrega un show repleto de música. Rara la vez se detiene a interactuar con el público, solamente entre cambio de guitarras o algún imprevisto, así es como deja sonar Extraños, El poema y la Caja, Infinitos y Una noche tranquila, el concierto en Pachuca apenas comienza y Siddhartha está dispuesto a todo esta noche.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández.

Y cómo no va a ser tan admirado, si tras sus diez años como solista, ha ganado numerosos premios importantes para alguien que ha salido de la escena under del rock mexicano, esa escena que no necesita de reflectores ni grandes productoras para hacerse sentir. Tras el lanzamiento de su primer álbum “Why you?”, las criticas positivas llovieron a chorros, otorgándole premios como el Indie-o Music Awards a “Mejor Álbum de Rock Solista” en el 2008, ademas de nominaciones al Latin Grammy como “Mejor álbum de rock vocal” compitiendo con su compatriota Chetes y el argentino Andrés Calamaro. Además este álbum fue todo un hit en su año de lanzamiento, tanto que revistas como Warp, Rolling Stone y Marvin lo consideraron como una de las mejores producciones del 2008.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

Fuma, Humo, Ecos de Miel y Mi castillo de Blanca Arena se hicieron presentes en las instalaciones del Teatro San Francisco, donde la gente no se sentaba ni por un minuto para no perderse tan cautivadora presentación. En especial, me llamó mucho la atención la forma en que Mi castillo de Blanca Arena se adueñó del artista siendo que dicho tema fue parte de un disco tributo a la exitosa serie 31 Minutos, y sí, fue de las más coreadas de la noche. Llegaba la mitad del concierto y el músico quería más, entre bailes y cantos, soltó Camuflaje, La verdad, Náufrago y Bacalar, donde nos sumergió en toda la imaginación y fantasía de sus letras.

“Náufrago” fue la segunda cosecha exitosa en su carrera, el álbum número dos de estudio fue elegido como uno de los mejores discos del 2011 llevándose consigo el premio Latin Roll con el sencillo Náufrago como “Canción del año”. Gracias a este disco lo llevó a girar por todo México y Estados Unidos, logrando llenos totales en todo tipo de recintos como el Lunario del Auditorio Nacional y el Festival Vive Latino.

La noche llegaba casi a su fin, no sin antes tocar A la distancia, Tarde y Loco, temas que hicieron explotar las últimas energías de su público que se entregaba canción por canción al artista, y es que así son los conciertos de Siddhartha, llenos de energía, luz y mucho baile. Un auditorio tan bello necesitaba un show a la altura y lo alcanzó, la noche era perfecta.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

El álbum con el que se consagra lleva por título “El Vuelo del Pez”, una verdadera joya melómana que de igual manera ganó el premio como “Mejor Disco Solista” en los Indie-o Music Awards y dos nominaciones a los Latin Grammys. Este álbum es considerado como uno de los mejores discos del 2014 en opinión de personalidades como Enrique Bunbury y prensa especializada.

El primer acorde de Únicos suena y me doy cuenta que no solamente yo esperaba toda la noche con ansias esa canción, si no todos sus fans que estallaron con el coro y su ritmo tan bailable. Y ahí estaba yo, cantando y bailando como si fuera la última canción de mi vida.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

Hablando de “Únicos”, así fue titulado su último álbum de estudio, apenas dos años de su salida y lo llevó a presentarse en grandes escenarios de México y países vecinos. Y no es cualquier cosa, este álbum es la muestra de lo tanto que ha crecido el artista y la madurez musical que ha alcanzado, en sus letras como en sus melodías. Tanto así que lo llevó a grabar el pasado 14 de Diciembre del 2017 un disco en vivo.

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

“Al Aire” contiene 23 de sus más grandes éxitos, un recorrido y homenaje a su carrera, acompañado de una increíble producción auditiva y visual (los colores y el juego de luces es realmente asombroso). Es un disco que vale mucho la pena, un disco que es la esencia de lo que es Siddhartha en vivo. Un artista digno representante del indie mexicano, alguien a quien te debes de dar una oportunidad de escucharlo una vez en la vida, porque vale mucho la pena.

Expectantes esperábamos que el músico regresara al escenario a darnos una más, porque ante tanta energía, siempre queremos más. Y así fue, Siddhartha regresó a tocar una de sus más bellas canciones, El chico, la canción de un músico soñador que viaja en sintonía del planeta. Pareciera que todos quisiéramos que nunca terminara la noche, pero ahí estaba, a punto de llegar al fin, veía el rostro de la gente y me sorprendía lo tanto que la música puede llegarte a transmitir.

Poemas musicalizados o simples canciones, lo que es un hecho es que Siddhartha es magia para el cuerpo y eso me quedó más que claro esa noche en el teatro San Francisco de Pachuca.

 

Teatro San Francisco, Foto por Fernando Hernández

 

 

 

 

 

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Escritor, melómano, fotógrafo y creativo. Le apasiona descubrir música nueva, leer poesía y ver series. ¡La vida es rock and roll!

CONTACTO

Facebook: Fernando Iván Licenciado Cantinas
Twitter: @FersoniicoSiC
Instagram: @soyellicenciadocantinas
Correo: fernando@elcirculobeatle.com

Viaje al centro de la selva en trece canciones, Bálsamo de Caloncho.

Música tan confortante como el abrazo de mamá, optimismo, amor, mascotas, un recorrido por la selva, letras suaves y melodías exquisitas es tan sólo un poco de lo mucho que puedes encontrar en Bálsamo, la nueva y exitosa producción de Caloncho.

Después de su exitoso álbum “Fruta Volumen II.”, el compositor sonorense deja atrás su sonido tropical/frutal para adentrarse en un viaje por la selva caloncha. Bálsamo ofrece un bufete de sonidos y composiciones interesantes.

Bálsamo es la canción que le da el nombre al disco, una melodía que habla sobre la increíble sensación que causa la música bien hecha, como un remedio que alivia todos los males.

En seguida, el ritmo cambia para darle la bienvenida a la canción más alegre del álbum, Optimista, desde los primeros segundos te pone a bailar con la melodía tan pegajosa y positiva que tiene. Es una muestra de que siempre debes ser feliz con todo lo que tienes y te rodea; sol, viento, alegría, gratitud, tranquilidad, dormir, despertar, sonreír y sobre todo, mucha actitud en todo lo que haces.

Equipo es una canción feliz en la que Caloncho habla sobre la familia unida como una “manada de mamíferos” en la que todos se deben querer y proteger. Continúa con Brillo Mío, la canción más tierna y romántica del disco, un canto al amor y cómo ilumina la vida de las personas (que por cierto, es dedicada a su esposa).

Hedonista, una de las canciones más bellas en la carrera del músico. Una melodía en la que resalta mucho la voz y lo que expresa, basta con escuchar “¿Cuántas horas solitarias te harán volver a mí?”, un canto al desamor. El disco continúa por la línea de la tranquilidad con No me caigo bien, que habla sobre lo que todos hemos vivido en algunas ocasiones, ese momento en que uno está harto de todo y de sí.

Diario te llena de amor y dulzura, con un juego de palabras y percusiones que marcan el tiempo de los besos de esos fuertes y largos. Mientras que Mascota habla sobre el placer que te da la vida al tener un amigo fiel y poder abrazarlo.

El camino por la selva de Bálsamo nos lleva a Fotosíntesis, una canción que trata sobre la importancia del sol, la naturaleza y la conciencia de nuestros actos hacia el medio ambiente. Fierroflies es un interludio para darle entrada a Amigo Mujer, creativa melodía que plasma el recorrido de intentar ser amigo de una mujer cuando ella tiene problemas por las locas hormonas.

Las elegidas para cerrar el álbum están a cargo de Bebé, un poema que tocará el alma de todas las personas que han tenido la dicha de ser padre y Campamocha, dedicada a una persona especial a la que extraña y manda saludos hasta el cielo.

Así concluye el viaje, un disco con el estilo muy penetrado de Caloncho, baladas suaves, tonadas dulces y arreglos mágicos que hacen brillar al álbum y que seguramente lo hará recorrer todo el país incluyendo su exitosa presentación en El Plaza Condesa, porque Bálsamo suave alivia, como un abrazo de mamá.

CANCIONES IMPERDIBLES: Optimista, Hedonista, Brillo Mío, Diario.

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Escritor, melómano, fotógrafo y creativo. Le apasiona descubrir música nueva, leer poesía y ver series. ¡La vida es rock and roll!

CONTACTO

Facebook: Fernando Iván Licenciado Cantinas
Twitter: @FersoniicoSiC
Instagram: @soyellicenciadocantinas
Correo: fernando@elcirculobeatle.com

“Everything Now” de Arcade Fire, la banda del milenio.

 

 

Suenan los primeros acordes de Everything Now, canción que le da el nombre al disco, y en unos instantes te encuentras viajando a los setentas cuando John Travolta daba vueltas en la pista y tú cantabas “Heroes” de David Bowie. Un claro tributo a los inolvidables 70’s.

De casi cuatro años fue la espera para que la banda canadiense nos volviera a deleitar los oídos y el alma con su frescura, ritmos y buena música que saben hacer. El quinto disco de Arcade Fire es una critica a la sociedad moderna en la que ante cualquier situación puedes bailar.

Con un puñado de trece pistas, el álbum te lleva por una montaña rusa de emociones y estilos. Desde de la pista intro se refleja la esencia de la banda con coros góspel siguiendo con la ya mencionada Everything Now y su continuación Sings of Life para no dejar de bailar y recordar a grupos como ABBA.

Creature Comfort hace recordar al Arcade Fire que comenzaba en festivales como una banda pequeña, con una mezcla de voces masculinas y femeninas, la melodía en aumento y una base electrónica bastante movida que no te suelta durante más de cuatro minutos. Peter Pan le da un poco de tranquilidad al disco, con una letra romántica en la que el personaje principal le pide a una chica que sean como Peter Pan y Wendy, y se vayan volando por siempre.

Chemistry comienza a retomar el ritmo de un baile tranquilo en el que podrás tronar los dedos toda la canción mientras mueves la cabeza de un lado al otro; funciona mejor si vas caminando solo por la calle, para después conectarse con una de las mejores canciones del disco Infinite-Content, una canción muy roquera que nos recuerda la cara más agresiva de la banda en cuanto a ritmos y nos remonta a sus inicios.

Un lado B mucho más tranquilo con Infinite_Content le da entrada a Electric Blue, una pista bailable y una letra muy sentimental le da la combinación perfecta para no parar de cantar. Good God Damn es un tema exquisito con marcada influencia –como homenaje­– a un David Bowie ochentero.

Finalmente, el disco se despide con otra de las mejores canciones: Put Your Money On Me, una pista que marca la esencia de Arcade Fire gracias al ritmo creciente que va manejando la canción, nos recuerda el porqué siempre serán headline en los mejores festivales musicales.

We Don’t Deserve Love es la canción encargada de cerrar el álbum, una pista muy tranquila y una letra cargada de sentimentalismo hace que se enchine la piel, incluso los coros vuelven a ser marcados por la esencia Arcade Fire al escuchar una multitud de voces sumamente coordinadas cantando.

Everything Now es un disco que muestra las múltiples caras de la banda y logra conectar cada una de las canciones para no parar de escucharlo completo una y otra vez. Arcade Fire anunció que el 29 de noviembre es la fecha elegida para presentar su nuevo álbum en las instalaciones del majestuoso Auditorio Nacional, Ciudad de México, donde prometen una explosión de ritmos, notas y euforia; la combinación que funciona tan bien en sus conciertos.

 

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Escritor, melómano, fotógrafo y creativo. Le apasiona descubrir música nueva, leer poesía y ver series. ¡La vida es rock and roll!

CONTACTO

Facebook: Fernando Iván Licenciado Cantinas
Twitter: @FersoniicoSiC
Instagram: @soyellicenciadocantinas
Correo: fernando@elcirculobeatle.com