Julio Iglesias: Medio siglo de éxitos

El 23 de septiembre de 1943 nació en Madrid, España el cantautor Julio Iglesias, quien es uno de los intérpretes más famosos y queridos de todo el orbe. 

Cumple este año medio siglo de trayectoria reafirmando así su posición como uno de los más grandes cantantes de la música de todos los tiempos.

A continuación un breve resumen de su historia musical.

Su camino en la música se dio a partir de 1962 tras sufrir un accidente automovilístico que lo dejó postrado en cama alrededor de año y medio y fue gracias a un enfermero quien le regaló una guitarra para que ejercitara sus dedos que comenzó su aventura por el lado sonoro, mismo que le permitió ponerle música a algunos poemas que había escrito.

Cabe señalar que antes de tan aparatoso accidente formó parte de las filas del equipo Real Madrid, el cual tuvo que abandonar por la parálisis que sufrió.

Fue entonces que al acudir a una firma grabadora grabó “La Vida sigue igual” con la que resultó vencedor del Festival Internacional de la Canción de Benidorm el 17 de julio 1968. Con este triunfo firmó contrato con Columbia Records.

A raíz de su debut se convirtió en uno de los artistas españoles más aplaudidos encabezando las listas de popularidad.

En 1969 participó en el Festival Internacional Ciervo de Oro en Rumanía el Festival Internacional de Viña del Mar en Chile, mientras tanto en Londres se dio tiempo para grabar su primer disco en DECCA, llamado “Yo canto” y protagonizó la película autobiográfica “La Vida sigue igual”.

Para comenzar citemos el año 1970 donde rompió récords al ofrecer 41 conciertos en 41 ciudades en sólo 30 días.

También en 1970 ganó el Festival de la Canción de Barcelona con su hit “Gwendolyne”, mismo tema con el que quedaría en cuarto lugar en el Festival Eurovisión del mismo año.

Para 1972 recibe el premio Columbia Records por ser el mayor vendedor de discos de la compañía en el mundo. Ese mismo año su canción “Un canto a Galicia” se coloca entre los primeros sitios de las listas de ventas en América Latina, Europa, norte de África y Medio Oriente.

Así mismo en 1973 alcanza la cifra de diez millones de discos vendidos y se coloca como uno de los artistas más premiados de España y América Latina.

En 1974 se presenta por primera ocasión en el Carnegie Hall de Nueva York y en 1976 se marca su primera actuación en el Madison Square Garden.

En 1978 firma contrato multimillonario son CBS International tras alcanzar los primeros puestos de popularidad en 56 países. Su álbum “Emociones” rompe récord de ventas en 1979 y registra su primer disco en francés y su tercero en idioma italiano.

CBS dio a conocer que entre 1978 y 1982 Julio Iglesias fue el mayor vendedor de discos de Estados Unidos y Latinoamérica.

En 1978 lanza la placa “A mis 33 años” producido por Ramón Arcusa con quien trabajó hasta 1995 siendo coautor de éxitos como “Soy un Truhán” y “Pobre Diablo”.

En 1979 rodó el largometraje “Me olvidé de vivir” en España bajo la producción de Coral Films Producctions.

En 1980 da a conocer el disco “Hey”, uno de sus mejores trabajos y por el cual resulta nominado en los Premios Grammy en la categoría de Álbum Pop Latino.

Así también en 1981 puso a la venta su autobiografía llamada “Entre el cielo y el Infierno”.

En 1982 su álbum “Momentos” alcanza los primeros puestos en 90 países y es nominado al Premio Grammy de nuevo como Álbum Pop Latino.

Ese año también rompió récord con su álbum “De niña a mujer” en Japón y Brasil.

En 1983 recibió el primer y único disco de diamantes por  ser el mayor vendedor de discos en más idiomas que ningún otro artista en la historia musical, a esto se le suma el disco de oro por vender más de 850 mil copias de su álbum “Julio”.

Al año siguiente es contratado para promocionar Coca Cola en todo el mundo y lanza su primer disco en inglés.  En este momento seis de sus discos entran en la lista del Billboard 200 de los discos más vendidos en Estados Unidos, cosa que sólo Elvis Presley y The Beatles habían logrado.

En 1988 se convirtió en el primer artista internacional en tener un especial de televisión en directo emitido en la Televisión Nacional China en Pekín con una audiencia de 400 mil televidentes.

En el año 1995 se convirtió en el único artista extranjero que ha vendido más discos en China. En tanto, en ese año su placa “La Carretera” alcanzó disco de platino.

En su disco “”Noche de cuatro lunas” de 2000 colaboró con artistas como Alejandro Fernández y Alejandro Sanz.

Así mismo en 2001 recibió el Premio Grammy en la categoría personalidad del año y en 2002 es nominado a los Premios Billboard Latin por el tema “Dos corazones, dos historias” que interpretó junto a Alejandro Fernández.

Por otra parte en 2010 se da a conocer que Julio Iglesias es el artista que ha vendido más álbumes en toda la historia de la música.

Por tanto, en abril de 2013 recibió en Pekín dos galardones como primer y más popular artista internacional de todos los tiempos en China.

Con una carrera extensa e interesante, es de los artistas con mayores éxitos mundiales y que permanecen vigentes.

Es uno de los artistas con mayores nombramientos y distinciones de todo el mundo, recibiendo entre otros el título de Embajador de Valencia en 1998 y fue nombrado Hijo Predilecto de Madrid en 2015.

Es de los pocos artistas con más reconocimientos, entre ellos, las  estrellas en el Paseo de la Fama en Hollywood en 1985, en Nagoya Japón en 1989 y en el Olympic Walk of Star de Múnich, Alemania en 2003, entre otras.

Entre sus mayores éxitos se destacan: “Un canto a Galicia”, que grabó en español y catalán, “Sweet Caroline”, “Río Rebelde”, “Hey”, “Felicidades” a dúo con Pedro Vargas, “Lo mejor de tu vida”, “Torero” en colaboración con José Luis Rodríguez “ El Puma”, “Me olvidé de vivir”, “A veces tú, a veces yo”, “Por el amor de una mujer”, “De niña a mujer”, “Momentos”, “Quijote”, Amantes” “Por ella” y “Quiero”.

En su legado musical destacan sus participaciones en los discos homenaje a José Alfredo Jiménez y Rocío Durcal: “Y sigue siendo el Rey” con el track  “El Rey” y “Una Estrella en el cielo” con el corte “Cómo han pasado los años”.

Ha realizado duetos con personalidades de la talla de Willie Nelson, Manolo Escobar, Plácido Domingo, Frank Sinatra y Paul Anka.

En 2015 entra de nuevo al estudio para registrar “México and Friends que primero se lanza en Estados Unidos y en México para lanzarse dos años después en todo el mundo. En este proyecto graba temas como “Amanecí en tus brazos” y “Ella” de José Alfredo Jiménez y “Usted” de Gabriel Ruiz y José Antonio Zorrilla.

Finalmente, en este 2018 se encuentra celebrando 50 años de carrera artística con una gira mundial y con el lanzamiento de una caja que contiene diez discos de colección.

 

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.

Siete Rolas Interesantes de 1968 en español que siguen vigentes hoy

 “…veloz como el viento voy corriendo a verte a ti…”

                                                                      Roberto Carlos, 1968

 Continuando con la saga de recuerdos que llevamos revisando ustedes junto con un servidor del olímpico 68, toca a petición de la fanaticada revisar una vez más canciones señeras de dicho año en el idioma de Cervantes.

Como en anteriores entregas, he de decir que en estas columnas me aparto del Rock-quizás no mucho, la verdad sea dicha- para revisar a las nuevas estrellas de esos días, con canciones suaves y con un trabajo lírico interesante, y con mucha influencia del Rock en su música y su concepto general; los trabajos instrumentales más logrados, producción impecable, bien grabados, y con un especial feeling para llegar al alma de los adolescentes y jóvenes adultos de la época.

Esas baladas, que hoy resultan sinfónicas musicalmente y con letras poéticas, comparadas a algunas aberraciones seudo musicales tan de moda hogaño, empezaron a devorar espacios radiofónicos en detrimento de algunas canciones que seguían usando un formato en plena decadencia, como eran los covers a éxitos internacionales y que estaban terminando su ciclo de importancia y vigencia; estos nombres que aquí revisamos tendrán varios años de duración en el gusto popular a partir del 68′, y nos darán varios ejemplos de nueva música clásica.

 

Aunque muchos jóvenes de la actualidad no logran concebir como estas canciones que suenan aún tan frescas ya tienen 50 años, siguen escuchándolas-quizás en otras versiones, ya que han sido covereadas todas ellas- y continúan haciéndolas éxitos; las estaciones mexicanas que las radiodifundieron tampoco existen ya, pero es un buen pretexto para recordarlas con cariño, a las emisoras clásicas de aquellos años XEDF, XEOY Radio Mil, XEFR Radio Felicidad, que aún sobrevive, XEJP Radio Variedades, entre otras, que nutrieron sus playlists con material de excelente calidad como el que analizaremos a continuación:

De Que Sirve Volar, Roberto Carlos

 Inicio esta serie de reseñas con uno de los artistas latinos más renombrados de los años sesenta para acá, prometiéndoles una próxima semblanza más detallada de su trayectoria, les referiré solo una pequeña parte de la misma para analizar esta canción.

“A Che Serve Volare ” en su versión italiana, o “Por Isso Corro Demais” en su original en portugués, fue uno de los grandes éxitos de Roberto Carlos que fueron muy populares en 1968, incluidos en su LP “El Internacional Roberto Carlos” y que no conocieron versión castellana, lo cual no obstó para que fueran muy populares en la radio en español mexicana; las otras fueron ” Enamorada de un Amigo Mío ” y ” Me quiero Casar Contigo” mientras que “Ana” y ” Yo Te Amo” si tuvieron sendas y exitosas versiones al español, además de su original en portugués. El acompañamiento musical corrió a cargo del talentoso organista y multiinstrumentalista de renombre internacional “Lafayette y Su Conjunto” quienes eran su grupo de grabación titular; esa es la razón por la cual la mayoría de sus grabaciones de esos años llevan ese sello inconfundible, lamentablemente sin crédito en sus discos. La banda original de Carlos, la RC-7, lo acompaña en sus presentaciones en vivo desde ese entonces y a la fecha, que ya es la RC-13. El sencillo mexicano CBS 6548, editado en 1969, se promocionó con un video que lo mostraba caminando en un museo de aviación, dicho video se llegó a ver en el legendario programa de televisión “Domingos de Juventud ” que pasaba en el original Canal 13 de televisión, (que transmitía desde la torre Latinoamericana) donde el presentador era un muy joven Adolfo Fernández Zepeda, hoy la renombrada Voz Universal de la estación de radio. Dicho video es uno de los tantos testimonios de aquellos años que se perdió en la tragedia del terremoto de 1985; sin embargo, quedan otros tres videos de la misma canción, uno de ellos en el escenario del mítico Festival de San Remo, en donde concursó en el año olímpico. Su otra participación del festival en ese año, fue La Donna De Un Amico Mio. Era la época dorada del San Remo, en donde se invitaba a grandes figuras no italianas a participar. Roberto Carlos Braga Moreira también participaría en 1969, con la muy gustada canción ” Un Gato En La Oscuridad ” de gran éxito en nuestro país, aunque publicada hasta 1973 aquí; es importante señalar que su discografía refleja muchas disparidades entre la salida de la versión portuguesa, en español o en italiano, lo cual dificulta cuadrar las fechas de sus éxitos para su seguimiento, el amable lector me disculpará por dichos brincos en la referencia de su discografía, pero lo sustituimos por mucho entusiasmo al disfrutar sus rolas. Y ésta es una de las mejores, por cierto. De la película “Quimera”, y en donde su corte de cabello es total y absolutamente buleable para los cánones actuales:

La Última Canción, Paulo Sergio

El nombre real de este malogrado y muy popular artista era Paulo Sergio de Macedo, nacido en el mes de marzo de 1944 en la pequeña población de Alegre, Espíritu Santo, en Brasil.

Gozó de mucha popularidad en su país, durante su breve carrera de 13 años, la cual da inicio en noviembre de 1967, cuando graba su primer larga duración y que incluye esta rolita, y hasta su prematura muerte en 1980, a causa de un derrame cerebral provocado por una excesiva alteración detonada por una discusión con una admiradora/ acosadora.

Por alguna extraña razón, éste gran suceso musical se edita hasta finales de 1969 en México, en la desaparecida Discos Raff, y su popularidad es consignada en las listas de éxitos publicadas por la revista Notitas Musicales- de las poquísimas fuentes disponibles- desde diciembre de ese año y hasta principios de 1971 incluso; todo un récord de permanencia en el gusto de los radioescuchas del país. Paradójicamente, Paulo no volvió a tener otro éxito en México, ni tampoco lo necesitó para seguir siendo recordado hasta nuestros días.

Algunos detalles curiosos que pasaron con este muchacho: su primer éxito, y el más importante internacionalmente, se llama “La Última Canción “, sus catorce LP’s se van llamando desde “Paulo Sergio Vol. 1” y hasta “Paulo Sergio vol. 14”, se le atacó constantemente de plagio al estilo y al tono de voz de Roberto Carlos, y por ello no tuvo tanta proyección en América Latina como la hubiera merecido, y el médico militar que lo atendió en su problema de derrame cerebral, y que no pudo ayudarlo a salir de él, fue el mismísimo Doctor Pepper, quien a su vez, tenía el grado de Sargento Mayor; eso me recuerda lo que leí en alguna ocasión acerca de la aprehensión de José María Pino Suárez, la cual fue llevada a cabo por el sargento Juan Pimienta…qué cosas, no?

Lo Mucho Que Te Quiero, René y René

René Ornelas y René Herrera (fallecido en 2005) son un dueto musical oriundo de Laredo, Texas, en donde representaron y dieron sonido al verdadero sonido Tex-Mex- no lo que cantaba Selena, por Dios santo- cantando en los dos idiomas en partes diferentes de la canción, un estilo que llegó a ser emblemático de artistas fronterizos como Freddy Fender, Johnny Rodríguez y en fechas más recientes los BoDeans o Los Lonely Boys; fueron también de los primeros artistas chicanos en aparecer en American Bandstand en 1964, promoviendo su primer gran éxito “Angelito”, y fueron inducidos al Tejano Roots HOF en 2001.

Compuesta y grabada en demo a finales de 1967, se populariza en esa zona fronteriza en su versión en inglés (“The More I Love You”) pero resulta que en Nuevo Laredo y Monterrey se empieza a escuchar una versión apócrifa en español; razón por lo que se re-graba de prisa la parte vocal, quedando como la conocemos hoy. Volvió a estar de moda en 1969 también, siendo un éxito regional en todo Texas en ese año. René Ornelas, único sobreviviente sigue en activo, cantando música cristiana a sus 82 años de edad, y bajo el nombre de René René. La discografía oficial del dueto era interesante, y sus últimos éxitos fueron dos canciones con títulos espirigonzalezcos: Enchilada José, y My Amigo José. De ellas mejor ni hablar.

Por Que Yo Te Amo, Sandro

 Ahora que están tan de moda las bioseries, debo de comentarles que actualmente hay una de ellas dedicada a una de las más grandes estrellas en solitario que ha dado la Argentina en toda su historia, con más convocatoria popular que el mismo Gardel, y muy cercano a su popularidad mundial. Estos 13 capítulos ponen de nuevo en el ojo público a Roberto Sánchez Ocampo, quien falleció a los 64 años en 2010 y que fue conocido como “El Elvis Argentino”, yo personalmente creía que tal calificativo era muy exagerado, por lo que me tocó ver y vivir en México, pero mis amigos argentinos me han corroborado que su popularidad en el cono sur fue mucho más de lo que se veía aquí en programas piteros como Siempre en Domingo.

Roberto es de los primeros rockers argentinos, todavía un poquito más antiguo que el muy famoso Club del Clan argentino –referencia cuasi obligada al Rock y Twist argentinos- y junto con Johnny Tedesco (aquel del Rock del Tom-Tom) de los meros pioneros de por esos lares. Su etapa solista y baladera arranca por el año 1966, después de gran éxito en Argentina con su grupo “Los De Fuego”, y con su LP debut de ese año “Alma y Fuego”. Su primera gran balada es la que nos ocupa, y fue su primer gran éxito internacional, llegando a México y Estados Unidos con mucha fuerza, lo cual le trae compromisos artísticos muy importantes en nuestro país; fue de los primeros artistas internacionales en aparecer en Domingos Espectaculares, de TIM, Televisión Independiente de México, interesante y maratónico show conducido en aquellos ayeres por los animadores Neftalí López Páez y Nelson Juárez, ligando 15 semanas de apariciones consecutivas en el mismo, y debutando otra de sus baladas importantes en nuestro país “Penas” en 1969.

De trayectoria muy trascendente, hay muchos éxitos que reseñar del Gitano, quien fue una figura bien importante de la balada latinoamericana desde hace más de cincuenta años; exagerado y sobreactuado para muchos, teatral y opératico para otros, hay que reconocer que si tiene un estilo único y original, así como piezas musicales bien interesantes para analizar. En 1968 teníamos a Sandro de América, ahora tenemos a Maluma. Eso es decadencia y no fregaderas. Mejor disfrutemos la rola.

Tu Nombre En La Arena, Carlos Barocela

 Este cantautor porteño nace en 1939, y 29 años después graba para la CBS argentina este temazo, que evoca antiguas alegrías que se han muerto, y que en esa frase dice una verdad de a kilo para nuestras vidas, aparte de tener un aire a mar y costa muy pronunciado. One Hit Wonder de la música en español, Carlos Abel Barocela nace en Haedo, Buenos Aires, y graba el LD 8891 en 1968 con música folklórica del noroeste argentino, y radicándose en un lugar llamado Villa Gesell; su disco se llamó simplemente “Carlos Barocela” y obtuvo fama internacional casi inmediata. Su segundo disco, “Amigo” también tiene una linda canción, ” Tarde Suburbana”, lamentablemente muy poco difundida, así como una muy buena versión de ” La Mentira” de Álvaro Carrillo. Su obra ha sido tristemente ignorada, pero aún sigue escribiendo en Villa Gesell, y esa frase que aportó al habla popular mexicana de aquellos ayeres, aplicable frecuentemente al ver a una chica embarazada antes de tiempo, queda para la posteridad: ” Y hay tanta adolescencia apresurada, y tanta soledad arrepentida” es un rolón, bien sesentayochero y súper recomendable.

Tú Nombre Me Sabe A Yerba, Joan Manuel Serrat

El poeta de la canción auténtico, imitado pobremente y hasta la saciedad por personajes tan zafios y poco valiosos como Fernando Delgadillo o el albañil de la canción Ricardo Arjona, es nativo del pueblito llamado Poble Sec, en las entrañas de Cataluña, y nacido en 1945 como Joan Manuel Serrat i Teresa.

Activo musicalmente desde el año de Dios de 1965, es uno de los pioneros del movimiento musical llamado Nova Canco (nueva canción), y conocido por su círculo cercano como “El Nano”, se influye en su lírica por personajazos como Benedetti, Machado, Alberti, García Lorca, y de americanos como Violeta Parra y Víctor Jara, sus éxitos como “Mediterráneo ” “Penélope” “Cantares” “La Saeta” o “De Cartón Piedra” entre muchos más, son clásicos del género, y aunque nunca concedió ser cantautor de baladas, esta hermosura califica dentro de esa clasificación y se convierte en su primera grabación importante en castellano, para Discos Zafiro-Edigsa allá, y publicado en México por Discos Musart, en su álbum “Como hace el viento “, y en otras ediciones en el álbum ” La Paloma” de 1969.

Se dice que está canción está inspirada en la historia de amor de sus padres, y ha sido versionada en múltiples ocasiones, con interpretaciones tan buenas como la de Marisol – quien estuvo enamorada de Serrat, y que terminó siendo una historia de amor imposible – la de Antonio Flores, que Joan dice que es su preferida, hasta la de Lucero Hogaza, que puede gustarle solo a sus fans, pues es nauseabunda.

Las imágenes de este video provienen de la película “Palabras de Amor” filmada en 68′, y donde podemos observar que Serrat ejecuta una versión más intimista que la comercial, secundado por las actrices Serena Vergano y Cristina Galbó; en la película, Cristina interrumpe la canción con un muy tonto “me duele la cabeza” jajaja, vieja loca. En alguna otra ocasión les platicaré por qué Pepa Flores (la hermosa Marisol) y Serrat vivieron un amor imposible, ahora les dejo esta maravilla en 2 minutos y 29 segundos.

No, Carlos Lico

Conocido por los bajos mundos como “El Señor De La Voz De Oro” este nativo de Izamal, Yucatán, nacido en 1933 y familiar lejano de Guty Cárdenas, se aficionó a tocar guitarra y a cantar a partir de sus veinte años de edad. Formó parte de varios tríos, algunos de relevancia, tales como Los Delfines (Amor Indio), Los Embajadores (muy al estilo del trío Los Paladines) y Los Pao, con quienes adapta una canción cubana llamada “Angoa” y que llevaría a la fama a la importante Sonora Santanera en 1960, “La Boa”; a pesar de que sus composiciones fueron grabadas por artistas como Vicky Carr, Alberto Vázquez o Lucha Villa, fuera de “La Boa” no son muy recordadas hoy.

En la década de los sesenta realizó un número importante de giras por Canadá, Estados Unidos y Puerto Rico, estableciéndose definitivamente en la Ciudad de México en 1966; aquí empieza a grabar material propio, así como de compositores bisoños de esa época tales como Héctor Meneses, Paco Chanona y un chaparrito talentoso e inspirado paisano suyo, que había sido músico de sesión y arreglista en la Musart (Angélica María le debe la mayor cantidad de sus éxitos en el arreglo musical, tales como Johnny el Enojón, Dile Adiós, Edi Edi, y muchas más) el maestro Armando Manzanero; quien es compositor de esta excelente balada. Les platico dos cosas en especial de este gran éxito: recientemente el sobrevalorado Alejandro Fernández le hizo un cover que nos retorció las tripas a los que conocimos la versión original, pero que sirvió para que los millenials conocieran la rola; por otra parte, existe un video memorable de “No” , filmado en los sureños sets cinematográficos Azteca y en una locación entrañable y muy sesentayochera, el desaparecido “El Centro Mercantil” de Av. Nonoalco y Lerdo (por Tlatelolco), en donde Jacqueline Andere se enamora de Lico destrozando el corazón de Capulina, en el churrazo de antología llamado “El Zángano”, película anunciada en la marquesina del cine Alameda, en las imágenes de una manifestación (la del Silencio, nada menos)en blanco y negro del documental sobre el movimiento estudiantil “El Grito” de Leobardo López Arretche. Una de las baladas sesenteras clásicas, y que deben escucharse antes del fin del mundo.

Aaaaaah…! La melcocha sesentayochera es vigente, irresistible, actual y ya clásica, pues estas agradables baladas no pasarán de moda, en los próximos años; estas canciones forman parte del soundtrack de mi generación, y siempre tendrán un lugar bien importante (aunque nos cueste más o menos trabajo reconocerlo) como para pasar desapercibidas. Reunamos a la cuatiza alrededor del tocadiscos portátil, con estos 45’s y otros más de la misma fuerza y magnitud, distribuyamos de forma equitativa y constante líquidos que enardezcan el espíritu en dosis adecuadas, y dispongámonos a darle gusto a esa nostalgia que tanto nos marcó desde hace 50 años exactos, léase y cúmplase.

¡Hasta la próxima!

“….y hay tanta adolescencia apresurada, y tanta soledad arrepentida…”

                                                                     Carlos Barocela, 1968

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Música Buenísima pero Menospreciada, Vol. 1: Los Ángeles Negros.

,

“…como quisiera decirte, decirte cuánto te quiero…”

                                      Los Ángeles Negros, 1971

Definitivamente no quedará en mi conciencia la omisión de platicarles acerca de este subgénero musical, adorado, recordado por muchos y menospreciado por más, por considerarlo inferior, poco rescatable, ramplón, ñoño, y corrientón, la balada rock-pop latinoamericana de moda y auge entre 1967 y 1982; o como lo conocemos algunos talibanes del rock como un servidor, música naca but goodie, música que nunca reconocimos que nos gustaba a los rockers furibundos que escuchábamos en la radio y que ponían en torterías, loncherías y fondas, puestos del mercado, camiones y peseros, vecindades y unidades habitacionales, radios de transistores de la chavita o señora de la limpieza, y demás fuentes para bañarse de pueblo como se dice hogaño, pero que era, y el tiempo ha colaborado mucho en ello, a reconocer como de alta calidad, excelente producción, y que logró algo que el Rock en español nunca vió: una popularidad radial y una permanencia en el cancionero popular al tiempo, con los mismos instrumentos, integrantes con experiencia en rock (por eso sonaban malditamente bien, caray) y mucha presencia en los medios.

A fuerza de ser sinceros, en aquellos días tan lejanos de hace 50 años no buscábamos en la radio por voluntad propia algo que no fuera rock o pop en español, inglés o algún otro idioma. Pero cuando sintonizábamos XEJP Radio Variedades, XEDF 970 o Radio Felicidad, todo en AM, de repente escuchábamos al mismo tiempo a Raphael, Roberto Jordán, Massiel, Los Rockin´Devils, Piero, Sandro y a grupos musicales que ya no tocaban rock, pero tampoco cantaban protesta y mucho menos música desechable; le cantaban al amor, en exceso almibarado y churrigueresco yo diría, grupos self-contained que no usaban arreglos orquestales, con vocalistas de voces agudas en demasía, que no usaban efectos en la guitarra de Fuzz, Distorsión u Overdrive, sino que abusaban del Delay, Trémolo y Vibrato, que no le pegaban a la batería para demolerla, sino que marcaban su ritmo en el aro de la tarola, y con uso notable del órgano electrónico.

Uno de los primeros grupos que empezó a destacar dentro de este subgénero musical en 1968 en México es de quienes les voy a hablar en esta oportunidad, inaugurando una controversial saga (o al menos así lo anticipo) y que son parte de nuestro cancionero popular, de forma tan válida como la música ranchera, boleros, chachachás e incluso algunos rocanroles; abordemos este camión vitrina musical, con nuestra torta de queso de puerco y nuestra Lulú de grosella, y haga dos filas joven, hay lugar al fondo…!

Los Ángeles Negros se fundaron en San Carlos (Región del Biobio, Chile) en marzo de 1968, siendo Christián Blasser, Mario Gutiérrez, y el bajista Sergio Rojas, aficionados del equipo de futbol Universidad Católica y músicos de Rock con vasta experiencia en diferentes agrupaciones, los que entonces reclutaron a quien fue el primer vocalista: Germaín De La Fuente, quien se separa del grupo en 1974 para lanzarse como solista, después de haber cambiado el nombre del grupo a Germaín y sus Ángeles Negros durante 1973 y parte de 1974.

Durante su año de fundación, 1968, fueron un conjunto instrumental conformado por Blasser, Gutiérrez (ambos condiscípulos de la Escuela Consolidada del pueblo) y Sergio Rojas (inspector de la preparatoria de San Carlos) quien bautiza al grupo como «Los Ángeles Negros», inspirados por el nombre del grupo más popular del momento en Chile, Pat Henry y Los Diablos Azules.  Cabe mencionar que su repertorio musical seguían siendo algunas instrumentales surferas y canciones de The Beatles y de la Ola Inglesa sobre todo, y con muy buen nivel. Casi al término de 1969, la filial chilena del sello disquero transnacional Odeón (licencia en co- propiedad de EMI Records en Chile) que le encarga al director artístico de la empresa, Jorge Oñate, que los firme para una producción discográfica con la intención de lanzarlos de forma regional primero, en Uruguay y Argentina y luego con alcance internacional. El primer álbum,”Porque Te Quiero”, cuenta con la adición de los demás Ángeles Negros, a saber: Luis Ortiz en los tambores, Miguel Ángel Concha -El Nano-, en la guitarra bajo y Jorge González al órgano Vox Continental, recién desempacados de Canadá. Con este álbum consiguen la primera gira, en las ciudades principales de Ecuador para abril de 1970. De regreso a la tierra del cóndor, y después de considerable éxito, The Black Angels grabaron su segunda producción discográfica titulada Y Volveré, agradable cover a “Emporte Moi” del galo Alain Barriere, que escuchamos ahora:

Y Volveré:

Este sencillo y su consecuente LP, abren las puertas considerablemente a la banda en la aceptación popular masiva, presentándose con enorme éxito en toda Sudamérica, Norteamérica y el Caribe y finalmente México en 1971, en nuestro país se consolidan y establecen oficina, con gran apoyo de las emisoras de radio y de un personaje siniestro para algunos y extrañado por otros, dueño del gusto musical durante más de tres décadas en nuestro país: el lamentable Raúl Velasco. De su gran LP del 69´, escucharemos Tanto Adiós:

De forma curiosa, cabe mencionar que su viejo rival musical en Chile, Pat Henry –Patricio Enrique Nuñez, “el Bill Haley chileno”- quien había iniciado su carrera musical en 1961 con un cover a “Poetry in Motion”, fue recomendado e invitado por Les Anges Noirs a México para grabar a la EMI Capitol local, logrando covers decentes a los éxitos de 1971 “Jardín De Rosas” y “Nunca Te Cases Con Un Ferrocarrilero” con un acento británico fake y con un nom de guerre memorable:

Pat y el Batallón de San Patricio. Hicieron unas cuantas grabaciones y no se volvió a saber de ellos, lo cual es una lástima ya que tenían un nivel decente como banda. Pat emigra en los 70´s a los Estados Unidos en definitiva dedicándose a la iluminación musical en forma profesional, siendo el iluminador titular de los festivales de Viña Del Mar, Nada menos.

Otra grabación famosa en la voz de Germaín, Murió La Flor, también de 1969:

Oscar Germaín de la Fuente Maureira, cantante y músico nacido en San Carlos el 29 de junio de 1947, fue el cantante titular de la época más exitosa de Los Ángeles Negros, de 1968 a 1974, ejecutante del acordeón y de la guitarra y luego productor discográfico. Al salir de Die Schwarzen Engel es sustituido por el primero de un montón de cantantes a tal efecto, nuestro paisano Ismael Montes.

Forma en nuestro país la agrupación Germaín y Sus Ángeles Negros, con quienes regraba los éxitos originales notables, recorriendo México por más de 20 años, como solista, también logra colocar los éxitos “Soy Lo Prohibido” y “No Me Importa” en 1976. Se retira después de hacer estas giras, comprando una parcela quieta a las afueras de la CDMX, donde vive actualmente; su última actuación registrada hasta el momento es de enero de éste año.

Germaín es una influencia para grupos rockers como Los Tetas, Los Bunkers, Manuel García y Los Pettinelis en Chile, que han versionado sus canciones “Tanto Adiós” , “ Cómo Quisiera Decirte” y “El Rey Y Yo” ,así como El Gran Silencio en México, quienes se apuntaron un gran éxito en 2002 con su versión Chúntara Style de “Déjenme Si Estoy Llorando”, algo muy interesante que analizar es como un cantante tan alejado del Rock es aún en la actualidad una gran influencia para rockeros. Lo que te choca, te checa, dice el dicho.

Escuchemos ahora Debut y Despedida del año 1972:

Los Ángeles Negros fueron y son influencia en el movimiento pre grupero y grupero en México y América Latina, el subgénero musical más popular desde la década de los 70´s a los dosmiles en el gusto del público. Fueron inspiración para bandas como Los Terrícolas en Venezuela, Los Bríos en Argentina, Los Pasteles Verdes en Perú, Los Solitarios y Los Babys en México, por citar algunos ejemplos notables; las revistas musicales de la época los consideran tan importantes como se les consideró a los rocanroleros en su tiempo. Agrupaciones musicales de enorme popularidad como Los Bukis o Los Temerarios son descendientes directos de estos pioneros chilenos, y aunque tienen muchos asegunes para analizar, no podemos restarles sus méritos, y que cada quien le dé el valor que unas chelas le provoquen a lo largo de la convivencia bohemia y noctámbula; si lo dudan, hagan un experimento:

Reúnanse amistades de preferencia de 40 años en adelante, escúchese Rock Clásico, Beatles, Creedence, Stones y Doors, salpicado de Janis, Hendrix, Bowie y los que quieran agregar, a la cuarta o quinta hora de música y alcoholes tóquese alguna de estas rolas que aquí les incluyo, y 9 de cada 10 veces la reunión bohemia se convertirá en una colección de anécdotas sobre amores perdidos, injustos adioses y cuando era chavito yo escuchaba esto….bla, bla, bla. Será memorable, se los prometo. O mentadas o briaga briosa desatada.

Déjenme Si Estoy Llorando, exitazo del 1972:

Éxitos importantes del grupo:

Además de los incluidos en esta publicación, tenemos entre los mejor vendidos los siguientes:

El Rey Y Yo, 1969

Si Las Flores Pudieran Hablar, de 1971

Mi Niña, 1969

Amor Por Ti, éxito de 1972

Despacito (ya con Ismael Fuentes en la voz), 1976

Como dato anecdótico se debe citar un LP instrumental, sin vocalista, de sus grandes éxitos en 1976. Su época de oro había pasado, y siguieron grabando con diversos cantantes tales como Juan Bautista, Micky Alarcón, Arturo Muñoz y Guillermo Lynch, entre otros. Los que continúan presentándose en la actualidad son liderados por Nano de la Concha, recreando sus grandes éxitos.

Los despediremos dignamente con uno de sus  éxitos de 1971, todavía con la excelente voz de su cantante original, Germaín de La Fuente:

A Tu Recuerdo:

¿Te gusta saber un poco más de estos grupos tan famosos en México pero que nadie habla de su legado musical por pena, vergüenza o por considerar a esta música como un placer culpable de plano? Dame tus opiniones en mi correo electrónico marco@elcirculobeatle.com en donde tomo en cuenta tus opiniones, ideas, sugerencias y mentadas si me las merezco, Jajajaja…! ¡Hasta la próxima!

“….tu recuerdo hoy, ha venido a mí, una gran emoción sentí, en un rinconcito de mi corazón…”

                                                                                                        A tu recuerdo, 1971

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Siete canciones de amor de hace 50 años en español que siguen vigentes

“…Mejor no, no te canto mi canción, para que no me pase nada, tú eres muy interesada….”

                                                         Chava Flores, 1952

Después de la buena recepción-la cual agradezco enormemente-que mi columna “Siete Canciones de Amor de Hace Cincuenta Años que Siguen Vigentes” para nuestra semana temática de El Círculo Beatle, me hicieron el favor de solicitarme su versión en español, la cual les entrego con mucho cariño. En febrero de 1968, no podía haber más que optimismo, esperanza y buena vibra en general en este México nuestro; la clase media mexicana incrementaba su número y porcentaje en la población, nuestra ciudad capital era todavía muy disfrutable, aunque el tráfico y el smog originados por las obras del metro eran motivo de irritación para el millón y medio de poseedores de un automóvil de esos años.

El amor entre la mayoría de las parejas mexicanas de aquel entonces era sin duda alguna más inocentón y más mesurado comparado a las épocas actuales, pero tenía algunas características que son complejas de entender para nuestros parámetros actuales; serenatas, llevadas de “gallo” y sabrosos escándalos callejeros a media noche eran cosa normal (y a veces hasta deseable), dulzura almibarada en la recitación de poemas y canciones dedicados a hermosas y modernas minifalderas, con peinados de “gatito” y anchas diademas, o con chongos altísimos construidos con laca en un “salón de belleza” exacerbados por unos cuantos alcoholitos previos, y con una dosis de machismo, usos y costumbres ya no tan aplicables 50 años después.

Despertábamos al modernismo, y para variar lo hacíamos con bastante retraso con respecto al primer mundo, los “malos pasos” aún ameritaban bodas obligadas, los adulterios seguían siendo castigados con la muerte incluso (la pena era mucho menor, y en algunos casos, hasta llegaba a justificarse y absolverse), las parejas homosexuales aún estaban en la clandestinidad -En la civilizada Inglaterra les costaba cárcel- y eran objeto de escarnio y discriminación en cine, radio y TV; los papás y hermanos eran celosos vigilantes de la honra de las hermanas e hijas, había que pedir “permiso”, y tener la “bendición”….en fin. Si eran mejores o peores tiempos para el amor queda en la mente y conciencia de cada uno de nosotros, pero sin duda eran tiempos distintos, y en 1968, los jóvenes le cantábamos al amor juvenil así:

Identificación de Radio Mil:

Amor de Estudiante (Roberto Jordán)

 Inicio esta crónica con una canción original de Enrique Rosas   -de la familia Rosas Priego-, grabada desde 1966 y con muy amplia difusión en la radio durante tres años desde su año de publicación, 1968, hasta el 1970. Quizás el éxito más recordado de Roberto Pérez Flores, nacido en Los Mochis, Sin. un 20 de febrero de 1943. Es hermano de un futbolista del tiburón rojo de Veracruz y del Atlante, el “Borrego Flores”.

Proveniente de una familia que gustó de las artes, a los 17 años llega a la Ciudad de México para estudiar en el ITAM, se contacta con el legendario compositor Rubén Fuentes, quien lo lleva a RCA Victor para grabar; también se intentó hacerlo pasar como galán de cine, y en 1965 filma un par de películas como rebelde juvenil, aunque su filmografía se extendió hasta los 90’s incluso. Esta canción cuenta con un cover noventero a cargo del grupo Kabah, pero ameritó también una versión contemporánea y curiosa a cargo del Peruano Jimmy Santy, que en México fue muy conocido por un cover a los Tremeloes, “Mi Pequeña Novia”, en 1969.

Yo, tú y las Rosas (Los Piccolinos)

Uno de los mejores ejemplos de lo que puede llegar a ser la fresez en el medio musical, y de cómo ésta puede dejar una huella indeleble en el gusto musical mexicano, lo fue este grupo originario de Guadalajara, formado por los cuatro hermanos Aramburu Navarro y Pepe Cervantes. Según la mítica y bien recordada revista Pop, en su número 7 del 15 de mayo del 1968, se decía que llegando a la capital tenían problema para actuar en centros nocturnos ya que eran menores de edad, y que se les extendió un permiso especial del gobierno, si actuaban de forma gratuita en las celebraciones del día del policía, del soldado, etc. Me deja pensando un poco la veracidad de esta declaración de Cervantes.

La canción original es de origen italiano, composición de Pace y Panzeri, siendo la versión más recordada la de Orietta Berti, de 1967. Covers: las hermanitas Núñez, las hermanas Jiménez, Los Aragón, ninguno con el empuje ni la durabilidad de la versión de los “pequeños niños”

Palabras de Amor (Las Robin)

Grabada a finales de 1967, para discos Capitol de México, con una letra en español de  su productor Lalo Duarte (el de la Libre Expresión) siendo un cover de “There’s Got To Be A Word” del grupo de estudio llamado “The Innocence” cuya voz principal era Paul Leka, a quien escucharíamos muchísimo ese año 68′ con una rola psicodélica-bubblegum llamada ” Green Tambourine”, a cargo del grupo Lemon Pipers.

Por haber sido alumnas de la escuela secundaria Juan Abad y del colegio americano, se decía que estas güeritas bonitas eran gringas, pero la realidad es que son oriundas de Chihuahua, tuvieron vigencia y relevancia en el medio musical mexicano de 1967 a 1969, y dejaron para la posteridad esta grabación y otros dos cortes interesantes: “Dime Más”(Jimmy Mack) y Ángel de la Mañana (Angel of The Morning), de un total de 28 tracks divididos en 2 LP’s y 2 EP’s, para Capitol y Musart, respectivamente.

Cuenta la anécdota de que en su primera disquera se les conocía de cariño a las hermanas Ávila como “El Rico Consomé” por aquello del comercial del caldo de pollo en cubitos llamado Rosa Blanca; la historia de su nombre como dueto tiene dos vertientes: la primera, dice que es por Robin Gibb, de los célebres Bee Gees, la otra es más simple y nos dice que fue por el chico maravilla de la popular serie de TV Batman.

Rosa y Blanca Ávila Moreno gozaron de buen airplay en las estaciones en español más importantes de ese olímpico 68′, La DF, Radio Felicidad y la infaltable Radio Variedades, en donde graban junto con el productor Capitol Marcos Lizama  (ex-Rebelde del Rock) el tema de un programa de radio legendario para varios de los que crecimos en mi generación y posteriores: “La Hora de Los Novios”, donde se leían poesías  -con la voz de Victor Manuel Barrios Mata-y se dedicaban himnos de amor región cuatro. Aquí las Robin:

Identificación de Radio Variedades y tema de la hora de los novios:

Cuando Me Enamoro (Angélica María)

Grabación RCA Victor fechada en marzo de 1968 y publicada en junio del mismo año, es uno de los más grandes éxitos de la norteamericana Angélica María Hartmann Ortiz, nacida en New Orleans en 1944. (nota del autor: ¿no es irónico que la novia y el novio de México, Angélica María y Enrique Guzmán sean extranjeros? ¿Es malinchismo, mala suerte o nada más desconocimiento? Nunca lo sabremos)

Angélica inicia su carrera musical a los 17 años, editando el single “Dile Adiós” /”Johnny el Enojón” en 1961, para la Musart, y bajo la dirección musical de Armando Manzanero, quien para ese entonces era pianista y arreglista de dicho sello discográfico; 6 años y muchos éxitos después, Hartmann se encuentra a 1968 con un gran éxito en TV y presentaciones personales, promoviendo su telenovela más reciente “Agueda”, siendo novia del escritor emblemático del movimiento de “La Onda”, el egregio José Agustín y estrenando la divertida y desmadrosa película “Cinco de Chocolate y Uno De Fresa” escrita por su novio acapulqueño, en donde se hace referencia a una joven de doble personalidad detonada por su afición a los hongos alucinógenos; una monja y la lideresa de una banda de niños fresas que se dedican a robarle la tranquilidad al jefe de policía local (Enrique Rambal), hoy puede resultar tontona, pero si te gusta la época, es entrañable.

Ya que de películas hablamos, esta rola fue parte central del churrito “Como Perros y Gatos” estrenada en mayo del 1969, y aún seguía estando de moda.

Cover de “Quando mi Innamoro” de Anna Identici, y Gigliola Cinquetti en italiano, el mismísimo Engelbert Humperdinck hizo su versión en inglés, llamada “A Man Without Love”. En los coros de la grabación de la novia de México, el joven Adrián Luna, quien empezaba sus actividades para RCA: el recientemente fallecido Juan Gabriel.

Romeo y Julieta (Karina)

La muy guapa Maribel Llaudes Santiago, nacida un 4 de diciembre de 1943 en Jaén, es quizás la cantante española más famosa, añorada y bien recordada –sólo después de Rocío Dúrcal, sin duda- de los tiempos recientes aquí en México. Para 1968, ya gozaba de una bien merecida fama en su España natal, y su carta de presentación en el país  fue la hermosa “Concierto Para Enamorados” en 1966, a ése hit le siguieron las igualmente importantes “Viviré”, “No Hay Que Ceder”, “Hierba Verde”, “La película” y otras más. Gozó del éxito mexicano también, e incluso llegó a tener su propio show de radio en XEDF 970 AM (DF, DF,   equisedeefeeeeeee…..! decía su identificación ) de una hora de duración. Cabe mencionar que para las chicas yé-yé españolas no les fue fácil triunfar en México o en Centro y Sudamérica, pues existieron varias exponentes locales de la nueva ola que cubrían la demanda de una forma más satisfactoria; es por ello que cantantes de fama local española no tuvieron gran repercusión en las listas de popularidad americanas, cantantes como Gelú, Conchi Velasco (la que estrenó “Chica Yé-Yé” de Guijarro y Algueró) y hasta la bella Marisol no lograron un seguimiento importante aquí en la Nueva España.

Miss Peggy March, cantante gringa que tuvo un gran éxito en 1963 con la muy gustada “I Will Follow Him”, se dio cuenta que quería tener fama internacional, y aprovechando que podía hablar con soltura cuatro idiomas, se lanzó a “hacer la Europa”, estableciéndose en Alemania, y empezó a hacer carrera musical allá, compone junto con Hans Bradke y Heinz Maier un tema llamado “Romeo und Julia” basándose en la novela de Shakespeare, y grabándolo en 1967.

El cover español fue provisto de letra por Carlos Céspedes, y fue grabado por Karina a finales del 67´bajo los arreglos y dirección de Miguel Ramos para la Hispavox. El sello discográfico mexicano de muy atractivo catálogo llamado Discos Gamma, quienes poseían la licencia, se cansó de vender sencillos de éste tema, en el mismo año en que debutaron en el mercado mexicano los cigarrillos Salem, que se vendían a $ 4.80, y que podíamos ver a Don Gato y su Pandilla los jueves a las 8:00 PM. Por canal 5, y patrocinados por el chocolate Algusto; todavía hasta hace unos años, tenía por ahí la legendaria alcancía con forma de gato que regalaba la marca, y que mi hermano Miguel jura y perjura que dicho gato tenía seis patas. Qué tiempos aquellos.

En este video una actuación completa de la guapa Karina, para la TVE.

Ahora estoy solo (Los Hitters)

 I Think We´re Alone Now es el nombre de la canción original de Tommy James y The Shondells  de 1967 que da origen a esta interesante cover de los tijuanenses Hitters.

La alineación de 1964 obliga a citar a Manuel “Menny” Muñoz en la dirección del grupo –y hasta la fecha- y a sus co-equiperos de coloridos motes: el Panda, Gilo, Fito y Jenruchito, quienes por algún gran golpe de suerte logran firmar para la Orfeón en 1965, debutando con otro cover a la mítica Hang On Sloopy de The McCoys, Hey Lucy, que nombran por el nombre de la esposa de Menny, bailarina de la Discoteca Orfeón a Go-Go, Lucy González.

El programa citado fue un referente para el Rock en televisión de la década maravillosa de los 60´s, con una duración de ocho años en total al aire, desde 1961 y bajo el nombre de “Premiere Orfeón”, el olímpico 68´no sería la excepción, y veríamos los viernes por la noche este éxito y otros más de los Hitters, como “Alto Más Alto”, y “Milagro de Amor”, bailados y presentados por algunas chicas guapitas de la época, tales como Andrea Cotto,Lucía Guilmain, Gilda Méndez, Lisa Gali, Elba Aponte, Talina Fernández y Maxine Woodside, por citar sólo algunas, y que luego se convirtieron en actrices, comentaristas y presentadoras de la televisión mexicana; se sabe que también hicieron audición para bailarinas –enjauladas o no- del programa personalidades como Lolita Ayala, Rocío Villagarcía y Marina Isolda y que fueron rechazadas, y entre las que se dieron el lujo de rechazar el ofrecimiento podemos contar a Verónica Castro  (quien iniciaría en la tele el programa de Chabelo “En Familia” ese mismo año) July Furlong, Karla Lárraga y Bárbara Angely, quienes tenían garantizados contratos de filmación de películas.

Otros éxitos importantes de los Hitters  fueron: “Hanky Panky”, “La Hora Del Jerk”, “Todos Aman A Un Payaso” “Hierba Verde” “Mi Renuncia” y un Rock –Garage original, bien logrado y muy apreciado por los coleccionistas actuales: “Delincuente”; son reconocidos incluso en España, por su exitazo de 1966, cover a The Kinks: “Un Hombre Respetable” ícono de la época. Menny se mantiene en activo en la actualidad, y es siempre muy amable con las personas que lo siguen en sus presentaciones, es incluso un caso raro ya que su música se escucha mejor el día de hoy que cuando eran jóvenes, eso no es nada frecuente. Covers chafitas (¿por qué no me sorprende?) de los Apson y de las Chic’s, a esta sabrosa declaración de soledad involuntaria. Saludando a Los Hitters:

Cuando el amor toque a tu puerta (Los Shippy’s)

Uno de los mejores grupos de covers mexicanos del segundo lustro de los años sesentas, los Hermosillenses Shippy’s graban este cover a The Monkees en 1967 y lo popularizan en las estaciones en español antes referidas en el emblemático 1968. Precisamente una de esas estaciones, XEJP Radio Variedades, organizaba “caravanas” en donde presentaba grupos y solistas en boga de ese entonces por colonias, mercados y parques de la Ciudad de México, y por ello tuvimos mis hermanos y un servidor el gusto de ver una actuación en vivo de este excelente grupo, en el estacionamiento del Multifamiliar Libertad, de los rumbos de La Lagunilla, en el año de la represión por excelencia.

Los datos del grupo, anécdotas, integrantes y discografía se los reservo para una próxima publicación y entrevista con quien fuera organista de esta agrupación, el estimado René Manning Duarte, (saludos enormes amigo) con quien repasaremos su estrujante historia de este año.

Otro cover, malísimo por cierto, a cargo de Los Pingos, para Discos Peerless. Los dejo con Los Shippy’s:

Pues sí, así era el amor en ese mágico y misterioso 1968. También lo fue condimentado por canciones que poco a poco iban desplazando al Rock en el gusto musical popular, serían ampliamente conocidas en corto tiempo como baladas, y quedarían plasmadas en el cancionero de manera más duradera incluso; de ellas te hablaré en entregas posteriores, para conocer más de la música de hace 50 años exactos,de cuando los Vochos costaban $ 27,500.00 y eran anunciados por Malena y Miguel. Esa será otra historia.

“…Music was my first love, and it will be my last/ music of he future, and music from the past….”

John Miles, 1976

 

Marco es un adicto al Rock and Roll, al Jazz y al Blues, sobre todo con buena compañía a su lado. Conversador ameno y entrometido si de opinar se trata, gusta de encontrar opiniones diversas sobre las cosas interesantes de la vida; fanático de la trivia y de las citas citables.

Leonardo Favio: El cineasta multipremiado que conquistó la música en Latinoamérica

El arte tiene la magia de elegir a artistas completos que lo mismo dan muestras de talento en una o varias vertientes, pocos son los seres que poseen varios talentos que a la postre dejan un legado que ni el tiempo puede borrar. Un caso notable es el de Fuad Jorge Jury, mejor conocido como Leonardo Favio, tuvo un enorme éxito como cantautor a finales de los años 60 en todo Latinoamérica, fama que traspasó hasta Hispanoamérica. 

Nacido en el distrito Las Catitas perteneciente a la provincia de Mendoza en Argentina, desde muy pequeño aprendió a tocar la guitarra, sin embargo su interés primigenio  comenzó en el séptimo arte actuando en proyectos de directores como Leopoldo Torre Nilsson quien se convirtió en una especie de mentor para su trabajo en el cine.

Hijo  de Manuela Olivera, escritora de radioteatros, participó en cintas como “La mano en la trampa”,  “Fin de fiesta”, “El bruto” o “Simplemente una rosa” y poco a poco su interés fue mayor al iniciarse como realizador y guionista. Comenzó como extra en el filme “El Ángel de España” Su primer intento como director fue con un cortometraje llamado “El Amigo”, sin embargo tenía ya en su haber una obran inconclusa de nombre “El señor Fernández” de 1958.

Pero no sería sino hasta 1965 que estrenaría su ópera prima: “Crónica de un niño solo” cuyo guión fue inspirado por vivencias y experiencias personales de Favio que debió vivir en orfelinatos tras el abandono de su padre. Éste guión retrata parte de su infancia la cual no fue fácil llegando a pisar el reformatorio por involucrarse en robos de poca monta.

Esta cinta fue premiada con el Cóndor Plata por considerarse la mejor película del año en 1966, se considera parte de una trilogía realizada en blanco y negro que incluye los títulos de “Este es el Romance del Aniceto y la Francisca” y “El dependiente”. Su estreno se llevó a cabo el 5 de mayo de 1965 y cabe señalar que en el año 2000 una encuesta realizada por el Museo Nacional de Cine Argentino reveló que el 75 por ciento de especialistas en cine la consideró la mejor película del cine argentino.

Aunado a esto “El romance del Aniceto y la Francisca” fue también galardonada con el premio Cóndor Plata por mejor película del año en 1968, su estreno ocurrió en junio de 1967. Esta entrega es muy mencionada en ocasiones como la mejor cinta del cine en Argentina. Su carrera en la cinematografía parecía ir en el camino correcto y dando frutos, sin embargo con “El dependiente” se las vería negras al catalogarse el filme como “Exhibición no obligatoria” por parte del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, cuestión que le afectaría por falta de apoyo del gobierno. 

Con esto a cuestas Leonardo Favio decidió entonces abrir su paso hacia el canto profesional, decisión que por demás está aplaudida por todos sus seguidores ya que de no haberlo hecho se habría perdido la oportunidad de ver nacer y desarrollarse a uno de los compositores y cantantes más natos del mundo.

Favio debutó en La Botica del Ángel  donde su destino estaba fijado para que lo descubriera un ejecutivo de la disquera CBS Columbia quien lo llevó a grabar un disco sencillo con el tema “Quiero la libertad” disco que fue un fracaso. Pero la productora decide seguir apoyándolo y le aconseja grabar “Fuiste mía un verano” y “O quizás simplemente le regale una rosa” (a dúo con la cantante Carola) hits que se convirtieron en antes y un después de la balada romántica en 1968. Su disco debut: “Fuiste mía un verano” fue una muestra del caudal creativo de Leonardo Favio  y lo colocó en lo más alto de las listas de popularidad en todo Latinoamérica, esta popularidad se reafirmó y consolidó internacionalmente cuando participó en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar en Chile.

Su labor como cantante lo puso en los cuernos de la luna y contrariamente a lo que se pensaría, la fama le sofocó a tal punto de que pasó varios meses encerrado en su apartamento tras el éxito y lanzamiento de su segundo larga duración: “Leonardo Favio” en 1969. Para atenuar un poco toda esta situación mediática, dejó momentáneamente los escenarios para involucrarse de lleno a sus películas “Juan Moreira” y “Nazareno Cruz y el lobo”, ésta última considerada como un clásico y la cinta más taquillera de la historia de Argentina durante muchos años.

Leonardo Favio seguía dando golpes exitosos en todo lo que hacía, pero en 1976 tuvo que exiliarse de su país natal debido al golpe militar que se registró y que lo tuvo fuera de Argentina hasta 1983. En este lapso aprovechó para realizar una gira por toda América Latina, donde se refugió y vivió durante muchos años con su familia.

En 1987 reactivó su carrera en el séptimo arte tras su regreso a Argentina y sus éxitos siguieron, combinó el cine y la música como de costumbre pero con giras más cortas por la demanda de tiempo que le exigía el oficio de cineasta y también hay que señalar que estuvo muy involucrado en cuestiones políticas siendo partidario del peronismo desde muy joven gracias a su visión del buen gobierno que dirigió Juan Domingo Perón durante su infancia.

Su actividad política lo llevó en a realizar entre 1996 y 1999 el documental “Perón, sinfonía del pensamiento” donde en más de cinco horas de duración se relata la historia de Argentina desde la Primera Guerra Mundial hasta la muerte de Juan Domingo Perón en 1974.

Leonardo Favio se mantuvo activo tanto en cine como musicalmente hablando hasta el 5 de noviembre de 2011 cuando falleció después de pasar varios días hospitalizado por causas crónicas con las que venía batallando desde mucho tiempo atrás. Sea este un recuerdo para un artista en toda la extensión de la palabra.

 

 

 

 

 

Soy melómana de corazón, básicamente fan de The Beatles y rocanrolera declarada, me apasiona la música de la época de los años 60. Me agrada leer literatura clásica y de fantasía y estudio Ciencias de la Comunicación.