Billy Preston, calidez y talento inigualable

Dedicado al Dr. Calderón G.

William Everett Preston nació en Houston, Texas, el 2 de septiembre de 1946. Sus padres se divorciaron un año después y su madre, Robbie Lee Williams, decidió entonces emigrar a Los Angeles con su hijo en donde empezó a trabajar como secretaria de una funeraria.

Durante los fines de semana, Robbie Lee tocaba el órgano en la Iglesia Victory Baptist acompañada por el pequeño Billy. El niño resultó ser un prodigio; aprendió por sí mismo a tocar el órgano y el piano y jamás tomó una clase de música.

El director del coro de la iglesia, al ver que un niño de siete años imitaba sus movimientos cuando dirigía la música religiosa, lo puso al frente del grupo. Poco a poco, se fue haciendo costumbre ver al niño dirigiendo un coro de 150 adultos.

A los diez años Billy era ya el responsable de tocar el órgano en la iglesia y sólo un año después cantó junto con Nat King Cole la canción Blueberry Hill en el programa de televisión de éste.

Se convirtió en el organista del grupo de Little Richard en 1962 y un año después presentó su primer álbum: 16 Yr. Old Soul. A partir de ese momento, ya nada lo detuvo.

Para 1967, Preston era ya parte de la banda de Ray Charles y poco a poco empezó a recibir solicitudes de artistas de primer nivel para integrarse a sus sesiones musicales.

El 22 de enero de 1969 recibió la invitación de George Harrison para unirse a las sesiones del álbum Let It Be. Éste había estado presente en un concierto de Ray Charles el día previo y al ver a Billy, a quien The Beatles habían conocido en 1962, se le hizo buena idea llevar a un músico externo para disminuir las tensiones que ya eran insoportables en el grupo.

Preston trabajó tocando un piano eléctrico Fender Rhodes así como un órgano Lowrey DSO Heritage con The Beatles del 22 al 31 de enero y cerró este ciclo siendo parte del concierto en la azotea del edificio de Apple junto con la banda. Con esta colaboración se ganó, para algunos, el título de “Quinto Beatle”.

“Musicalmente, mi momento favorito fue estar en la azotea para el cierre de Let It Be”, comentó Preston en una entrevista concedida al Chicago Sun-Times. “Fue una lucha para ellos, estaban muy desalentados. Habían perdido el gozo de hacerlo”.

Después de este evento, Billy firmó con la disquera de The Beatles, Apple, para lanzar al mercado el álbum That’s The Way God Planned It. También formó parte del último producto de The Beatles, Abbey Road, en las canciones I Want You (She’s So Heavy) y Something así como del sencillo Get Back, recibiendo en este último crédito en el piano eléctrico.

En los años subsecuentes trabajó con George Harrison en los álbumes All Things Must Pass y Concert for Bangladesh así como con Ringo y John en lanzamientos solistas.

Dejó Apple en 1971 y firmó con A&M Records. También empezó a tocar con The Rolling Stones y los acompañó en sus giras hasta 1977, lo que no le impidió sacar varios álbumes de estudio con canciones que se posicionaron sólidamente en las listas de popularidad: Outa-Space del álbum I Wrote A Simple Song, Will It Go Round In Circles de Music Is My Life y Nothing From Nothing de The Kids & Me.

Su carrera musical empezó a declinar a finales de los 70 y en 1984, después de dejar la disquera Motown, se enfocó en ser músico de sesión realizando contribuciones a los discos de artistas tales como Whitney Houston y Patti LaBelle. Su adicción al alcohol y a la cocaína no ayudaron mucho aunque para la década de los 90 pudo recuperar un poco de estabilidad financiera trabajando con Eric Clapton y en las giras de Ringo Starr.

Altamente sensible como lo son todos los grandes artistas, Billy no pudo evitar que el abuso infantil que sufrió, su homosexualidad reprimida, adicción a las drogas y la gran dependencia que tenía hacia su madre explotaran durante los últimos años del siglo pasado en problemas legales por posesión de sustancias prohibidas y un fraude en contra de una aseguradora.

Sus últimas participaciones más relevantes fueron, en el 2002, el Concert For George en tributo al Beatle al que fue más cercano, tocó el órgano en el álbum 12 Songs de Neil Diamond en el 2005 así como en el de Eric Clapton y JJ Cale, Road To Escondido, del 2006.

Su discografía incluye más de 20 álbumes de estudio, siete álbumes de góspel, 32 discos sencillos y un impresionante listado de participaciones como músico invitado en productos de estrellas de la talla de Neil Diamond, Aretha Franklin, Red Hot Chili Peppers, Eric Clapton y Johnny Cash.

Además fue el autor de la belleza titulada You Are So Beautiful To Me dedicada a su madre Robbie Lee que murió en enero de 2005.

El gran Billy Preston murió el 6 de junio de 2006 en Scottsdale, Arizona, después de varios años de tener problemas renales.

Y dejó al mundo sin su calidez, su inigualable talento y la extraordinaria habilidad que tuvo para hacernos sonreír y emocionarnos cada vez que subió a un escenario.

Así lo planeó Dios.

Creo en que Dios tiene sus manos en mí
y que tiene trabajo para que yo haga.
Billy Preston


Titular de El Círculo Beatle.

Beatlera, podcastera, desarrolladora web, locutora, autora y otras maravillas… Embajadora global de la Beatlemanía por The Beatles Story.

Comenta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.